Vietnam reabre sus fábricas

Más Industrias
Seguinos en

El país asiático fuerza la apertura gradual de su actividad, cerrada por el grave impacto de la variante Delta.

Acuciado por los inversores y el deterioro de su economía, Vietnam ha decretado la reapertura gradual de sus fábricas, cerradas por la debacle causada por la variante delta del coronavirus. El hecho de que unas zapatillas Nike o el último iPhone lleguen este año a los árboles de Navidad de familias acomodadas del mundo dependerá del encaje de bolillos que ha hecho el país para salvar su condición de factoría del planeta, alcanzada al calor del encarecimiento de China y consolidada durante la guerra tarifaria entre las dos primeras economías mundiales, sin poner en riesgo más vidas.

Vietnam, que salió relativamente indemne de las primeras olas de covid-19, ha sufrido con crudeza el envite de la más contagiosa variante delta. Si bien durante 15 meses el país —que se cerró al mundo a raíz de la pandemia— solo registró 3.000 infecciones y 15 muertes, la irrupción de la cepa proveniente de la India disparó los contagios y los fallecimientos el pasado verano, hasta superar los 800.000 casos y las 20.000 muertes. El epicentro de la tragedia en una nación donde a mediados de octubre solo el 18% de sus 98 millones de personas habían recibido la pauta completa de vacunación, según Our World in Data, ha sido su centro industrial, Ciudad Ho Chi Minh, al sur del país. Más del 75% de las muertes han tenido lugar en dicha urbe.

Sin alternativa ante los ingentes contagios, las autoridades decretaron estrictos confinamientos y el cierre temporal de las fábricas de Ciudad Ho Chi Minh en julio, permitiendo operar a algunas bajo la condición de alojar in situ a sus empleados. Una situación que ha revertido el despunte económico del país en los pasados años; si bien logró cerrar 2020 con un crecimiento del 2,9% mientras naciones vecinas se hundían, el último trimestre su PIB retrocedía un 6,7% sobre el mismo periodo del año anterior. Cerca de cinco millones de vietnamitas perdían su trabajo en verano, con la producción industrial y las exportaciones cayendo en picado en agosto. Tanto que el Banco Mundial ha revisado su pronóstico de crecimiento para 2021: del 4,8% inicial al 2% actual.

“No podemos estar cerrados más tiempo. Necesitamos reabrir las fábricas”, enfatiza Tuan Chu, profesor de la Escuela de Negocios y Gestión de la Universidad RMIT (Royal Melbourne Institute of Tech­nology) de Vietnam. Pese al bajo índice de vacunación, las autoridades decretaron la reapertura gradual de las fábricas del sur este mes, animadas por un receso en los contagios y presionadas por los inversores ante la cercanía de una época de consumo como la navideña.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.