Una bodega santarroseña se prepara para recibir turistas

La bodega Quietud, propiedad de Ricardo Juan, se prepara para recibir próximamente a turistas y visitantes en general. Por tal motivo, desde la Secretaría de Turismo se llevaron a cabo dos visitas al lugar, a fin de conocerlo y determinar de qué manera se podría incorporar al circuito de recorridos de la ciudad de Santa Rosa.

En una primera instancia, la propia secretaria de Turismo, Adriana Romero y demás funcionarias del área fueron recibidas por Ricardo Juan y Rosana Azcárate, la química que tiene a su cargo realizar los análisis y controles correspondientes a las distintas variedades de vino. Unos días más tarde, la bodega fue visitada por personal que se desempeña en la Mesa de Informes de la Secretaría, la intención fue que todos pudieran conocer cómo se realiza el proceso de fabricación y envasado, a fin de que se conviertan en difusores de las próximas visitas.

Durante los recorridos se explicaron los distintos pasos de la elaboración de los vinos, los tiempos previstos para la fermentación, las formas de almacenamiento, etc. La bodega Quietud fabrica con 10 varietales distintos y durante esta vendimia piensan procesar más de 20 mil kilos de uva. Sus productos están autorizados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura y varios de ellos han logrado premios de nivel nacional e internacional. Las uvas con las que fabrican los vinos son cultivadas en el área bajo riego de Casa de Piedra, en tierras que pertenecen al Ente Provincial del Río Colorado.

Juan desarrolla la actividad desde hace varios años, iniciándola hace unos 30 atrás, de manera artesanal. En uno de los salones de la bodega santarroseña está exhibida una antigua prensa con la que inició la fabricación. El objetivo de Ricardo Juan es comenzar con el circuito de recorrido turístico a mediados de este año, incorporando a la bodega como uno de los lugares a ser visitados por los turistas que llegan a la ciudad. 

La propuesta fue muy bien recibida de parte de la Secretaría de Turismo, ya que significaría incorporar un motivo más de permanencia en la ciudad, al tiempo de difundir la producción vinícola de la Provincia, que paulatinamente va instalándose en el mercado provincial y nacional. Vale mencionar que en la última Feria Internacional de Turismo de Madrid, también los vinos de Quietud formaron parte de la degustación que se puso a consideración de los presentes en el stand de Argentina. Esto fue durante la exposición “La Pampa Infinita”, que ofreció Romero.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.