FCA amplía su inversión en Brasil con la producción de nuevos motores turbo

Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

El grupo ítalo-estadounidense Fiat Chrysler Automobiles (FCA) anunció una ampliación de sus inversiones en una de sus fábricas de Brasil hasta los 8.500 millones reales (unos 2.100 millones de dólares) para el periodo 2018-2024 con la producción en el país de nuevos motores turbo.

Ello después de que la empresa informó que destinará 500 millones reales (unos 124 millones de dólares) para instalar una nueva unidad de motores y dotar a los nuevos propulsores con el sistema «flex», a fin de que puedan operar simultáneamente con etanol y gasolina.

La nueva línea de producción se realizará en el complejo de Betim, en el estado de Minas Gerais, en el sudeste de Brasil, donde ayer se realizó una ceremonia en la que participaron autoridades regionales y directivos de la compañía.

La nueva familia de motores turbo que serán producidos en Betim son los GSE T3 y T4 y el nuevo E4, este último de patente desarrollada en Brasil y que cuenta con una innovadora tecnología volcada apenas para la combustión de etanol, que, según FCA, «tendrá un papel fundamental en la expansión de su gama de vehículos en la región».

Con este nuevo aporte, el grupo amplía para 8.500 millones de reales (unos 2.100 millones de dólares) las inversiones programadas para el complejo de Betim hasta 2024, lo que supone la mayor cifra desde la inauguración de la fábrica, en 1976, y algo más de la mitad del total de sus inversiones en Brasil para el periodo.

Según el plan de inversiones de la empresa, FCA prevé invertir 16.000 millones de reales (4.000 millones de dólares) en todo Brasil para el periodo 2018-2024.

El presidente del grupo para Latinoamérica, Antonio Filosa, dijo a los periodistas que la nueva línea de producción generará alrededor de 1.200 nuevos empleos entre directos e indirectos.

De acuerdo con el directivo, los propulsores tendrán como principal destino mercados de Latinoamérica, como el propio Brasil y Argentina, pero principalmente Europa, que ya tiene apalabrados con FCA «460.000 motores a exportar en los próximos años».

Según FCA, el complejo de Betim se transformará así «en el mayor polo productor de motores y transmisores de Latinoamérica», con una capacidad de producción de 1,3 millones de unidades por año a partir de 2020, que es la fecha prevista para el inicio de la fabricación de los nuevos motores turbo.

El primer ejecutivo de FCA, Mike Manley, dijo que FCA «siempre creyó en Brasil» y que ve «con gran optimismo» el empeño del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro «en aprobar las reformas estructurales tan necesarias para la retomada del crecimiento económico y para la mejora de la competitividad».

Asimismo, comentó su visita a Brasil tuvo por objeto precisamente «reforzar su confianza» en la agenda de reformas del Ejecutivo, además de confirmar la ampliación en el plan de inversiones de la empresa.

Por su parte, el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, celebró el anuncio de FCA y la alianza firmada con el grupo para desarrollar programas de formación profesional.

Igualmente, hizo un llamado a otras empresas extranjeras a invertir en Minas Gerais al declararse «amigo de quien invierte, produce y genera empleo, y enemigo de quien es bandido».

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.