Trump vuelve a plantear la idea de disociar la economía estadounidense de China

Más Industrias
Seguinos en

El Presidente Donald Trump volvió a plantear la idea de separar las economías de Estados Unidos y China, al sugerir que su país no perdería dinero si deja de hacer negocios con el gigante asiático.

“Cuando mencionas la palabra desvincular (en referencia a la relación comercial entre ambos países), es una palabra interesante”, dijo el primer mandatario norteamericano en una rueda de prensa en la Casa Blanca durante el día de ayer.

“Perdemos miles de millones de dólares y si no hiciéramos negocios con ellos, no perderíamos miles de millones de dólares. Se llama desvinculación, así que empezarán a pensar en ello”, expresó.

Trump, quien por mucho tiempo promocionó sus lazos amistosos con el Presidente chino Xi Jinping, mientras buscaba cumplir sus promesas de reequilibrar un enorme déficit comercial, ha hecho de su duro discurso contra China una parte clave de la campaña para la reelección del próximo 3 de noviembre.

El mandatario acusó a su oponente demócrata, Joe Biden, quien lidera las encuestas de los últimos días, de ser “blando con Pekín”. Respecto a ello, Trump dijo: “Si Biden gana, China gana, porque China será dueña de este país”.

Trump prometió que en el futuro, su gobierno prohibiría los contratos federales con empresas que subcontraten a China.

“Haremos de Estados Unidos la superpotencia manufacturera del mundo y acabaremos con nuestra dependencia de China de una vez por todas. Ya sea disociando o imponiendo aranceles, como ya lo he estado haciendo. Terminaremos nuestra dependencia con China, porque no podemos confiar en ellos”, sostuvo.

Por último, el Presidente de los Estados Unidos afirmó que, en caso de ser reelecto en las próximas elecciones de noviembre, traerán puestos de trabajo de China a los Estados Unidos y aseguró que se impondrán distintos aranceles para crear puestos de trabajo en China y en algunos otros países.

Si bien Trump se encuentra hace ya varias semanas planteando la posibilidad de cortar toda relación comercial con el país asiático, el líder norteamericano entró en una guerra comercial de alto riesgo con China antes de llegar a un acuerdo comercial de fase 1 parcial en enero.

Desde entonces, le ha cerrado la puerta a las negociaciones de la Fase 2, declarándose insatisfecho con el manejo que ha tenido Pekín de la pandemia.

En junio, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, ya declaraba que se produciría una desvinculación si no se permitía a las empresas estadounidenses competir de manera justa y nivelada en la economía china.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.