México proyecta abrir las minas de litio a la inversión privada

El proyecto de ley, que daría un impulso a esta industria y que tiene una oportunidad de crecimiento con el T-MEC (Tratado entre EEUU, México y Canadá), será presentado en septiembre con el inicio de un nuevo periodo legislativo.

Morena, el partido oficialista en México, abandonó sus planes de nacionalizar la producción de litio y ahora está promoviendo las inversiones privadas que ayuden a desarrollar el potencial del país en el metal empleado para fabricar baterías.

México, un importante productor de cobre y plata, alberga grandes reservas potenciales de litio. La mayor parte se encuentra en depósitos de arcilla difíciles de explotar, que son costosos y técnicamente complicados de extraer.

En vez de establecer un monopolio estatal del litio, como se propuso a finales del año pasado, se elaborará un proyecto de ley para promover un mercado regulado en el naciente sector, explicó el senador Alejandro Armenta, presidente de la comisión de Hacienda en la Cámara de Senadores.

El proyecto de ley será presentado en septiembre con el inicio de un nuevo periodo legislativo, tras las elecciones intermedias del 6 de junio, que renovararon la Cámara de Diputados.

La creciente demanda del mineral impulsó una lucha mundial por asegurar el suministro, y el desarrollo de las riquezas de litio de México podría ayudar a diversificar las fuentes globales actualmente concentradas en unos pocos países, liderados por Australia y Chile.

Los productores de litio han estado buscando aumentar agresivamente la producción. Albemarle, por ejemplo, espera duplicar la capacidad este año, y su rival SQM prevé elevar los volúmenes de carbonato de litio en más de 70% en 2021.

El litio es producido a partir de salmueras, que se encuentran comúnmente en América del Sur, o de roca dura, generalmente en Australia, con tecnologías de extracción que se limitan en gran medida a estanques de evaporación salina y procesamiento tradicional de minerales.

Las salmueras salinas ricas en litio representan aproximadamente las tres cuartas partes de la producción mundial, y la minería de rocas representa el resto.

El principal prospector mexicano Bacanora Lithium, que posee cuatro concesiones en Sonora, ha asegurado estar cerca de iniciar la producción. En 2018, pronosticó una producción de 17,500 toneladas de carbonato de litio para 2020.

El objetivo ha sufrido retrasos y la estimación actual de la empresa es que la producción comenzará en 2023 y aumentará hasta 35,000 toneladas anuales. Si se logra, su único proyecto catapultaría a México a convertirse en uno de los mayores productores del mundo.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.