La industria alimentaria española duplicó ventas en 10 años gracias al impulso de China

Más Industrias
Seguinos en

El sector agroalimentario se convirtió en el salvavidas de las exportaciones españolas en 2020 gracias fundamentalmente a China y su demanda de carne, un epílogo con el que cierra una década en la que duplicó sus ventas al exterior.

En un ejercicio marcado por la pandemia, el sector volvió a demostrar su carácter resiliente y aumentó en más de un 5 % sus ventas al extranjero, hasta superar los 55.000 millones de euros.

El dato cobra relevancia al ser comparado con la evolución general del comercio exterior español, que se desplomó un 10 %, hasta los 261.000 millones, de acuerdo a datos de Efe.

De esta forma, la actividad internacional de las empresas agroalimentarias salvó al sector en un año especialmente difícil, ya que el resto de los subsectores vio cómo sus exportaciones caían.

El peso relativo del sector en el comercio exterior, como consecuencia, aumentó hasta superar el 20 %, cuando hace diez años representaba el 15 %.

Las cifras oficiales de la última década reflejan que las ventas internacionales de productos agroalimentarios se han duplicado (en 2010 rondaban los 28.000 millones de euros) y crecieron por tanto a un ritmo muy superior a la media, ya que las exportaciones españolas en general aumentaron un 40 % en ese mismo período.

Protagonismo de la industria

De esos más de 55.000 millones de euros que exportó el sector el pasado año, casi dos terceras partes (34.000 millones) correspondieron a la industria alimentaria y de bebidas, que en apenas una década ha incrementado en un 110 % sus ingresos procedentes del exterior.

A pesar de tratarse de una actividad industrial protagonizada por pymes, su apuesta por la internacionalización ha dado frutos.

“Somos una potencia exportadora, es la gran fortaleza de este sector”, resaltaba esta misma semana el director general de la patronal de la industria alimentaria (FIAB), Mauricio García de Quevedo, durante la presentación de su informe económico anual.

El responsable patronal ahondó en cómo los fabricantes han logrado reducir progresivamente la dependencia de la UE abriendo nuevos mercados y ya augura un 2021 positivo gracias a la suspensión (de momento temporal) de los aranceles por parte de EE.UU.

Sin embargo, en 2020 las ventas al exterior de la industria alimentaria habrían bajado un leve 0,9 % de no haber sido por China y sus masivas compras de carne, sobre todo de porcino.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.