Cómo iniciar una efectiva huerta de Otoño-Invierno con plantines

Más Industrias
Seguinos en

Un almácigo (o Semillero) es un lugar específico que se acondiciona especialmente para colocar las semillas y producir su germinación hasta un buen desarrollo (plantín) que permita el trasplante al lugar definitivo de cultivo, indicaron desde la Agencia de Extensión INTA Santa Rosa.En estos espacios es más fácil controlar la temperatura y humedad óptimas para el desarrollo de los primeros estadios de los cultivos que suelen ser los más cruciales. Se los protege así de heladas, excesivo calor, sequía, plagas o inundaciones.

Si bien no todas las especies son adecuadas para un trasplante (en particular los cultivos de raíz como zanahoria, rabanitos), la realización de plantines ofrecen varias ventajas para aquellos cultivos donde se puede practicar:

– Favorecer la germinación de las semillas y asegurarnos un mejor uso de las mismas.

– Permite una mejor ejecución de la planificación de la huerta, escalonando y rotando cultivos.

– Aprovechar el espacio de la huerta mientras se desarrolla el plantin.

– Adelantar la fecha de siembra de los cultivos.

– Observar el proceso de germinación de las distintas especies cultivadas.

Los almácigos pueden hacerse en distintos recipientes o en el suelo. Si es en el suelo, convendrá para esta época acondicionar una estructura a modo de microtúnel con plástico transparente o tela antihelada para lograr condiciones de temperatura y humedad más óptimas.

En el caso de utilizar recipientes, prácticamente cualquier contenedor de unos 5 centímetros de profundidad puede servir. Así podemos reciclar para este uso maples de huevo, vasos descartables, botellas plásticas, bandejas, o armarlos con papel de diario enrollando sobre un tubo de cartón de cocina o baño. Excepto en este último caso, para los otros contenedores es necesario realizar agujeros en la base a fin de permitir un buen drenaje del agua de riego.

Estos recipientes se rellenan con un sustrato adecuado, que puede ser una mezcla de partes iguales de tierra, arena y compost maduro o humus de lombriz, tamizada para dejarla sin terrones, logrando un sustrato rico en nutrientes, y a la vez muy ligero, suelto y aireado, con un excelente drenaje.

Conviene humedecer bien el sustrato antes de rellenar, y al hacerlo colocar sustrato hasta medio centímetro por debajo del borde de las bandejas. Compactar apenas un poco antes de sembrar la semilla.

La profundidad de siembra depende siempre del tamaño de la semilla, y se debe evitar que no sea mayor a tres veces el diámetro de la misma. Se pueden colocar 2 o 3 semillas por celda o recipiente individual, o dejar espacios de 5 centímetros entre semillas si se trata de un recipiente sin separación.

Cubrir con apenas un poco más de sustrato y regar cuidadosamente (se puede utilizar un rociador o pulverizador). Es muy importante colocar una etiqueta para cada tipo de semilla, con la variedad de la semilla y fecha en que se sembró. Ubicar el almácigo en donde la temperatura y humedad sea lo más estable posible, protegidos del viento y la luz directa del sol (al menos hasta que emerjan las plántulas).

Cada riego se tiene que realizar con cuidado de no arrastrar tierra, al mismo tiempo que nos aseguramos tengan buena humedad para el proceso de germinación y crecimiento de los plantines. Un exceso de agua puede producir hongos o directamente el anegamiento del semillero.

Cuando las semillas van germinando y brotan las plántulas, se irán exponiendo a la luz progresivamente, la primera semana 3 o 4 horas y la siguiente 5 o 6 horas. La tercera semana ya están listas para que estén directamente al sol.

Para esta época de otoño invierno se recomienda:

Para aquellos cultivos de crecimiento rápido (Lechuga, rúcula, rabanito, achicoria) se aconseja escalonar la siembra, es decir sembrar un poco de semillas cada 15-25 días, y de esa manera se puede aprovechar por más tiempo estas verduras.

En el caso del brócoli, coliflor o repollo, son cultivos que soportan hasta -7 ºC, pero son sensibles a las bajas temperaturas al momento de plantarlas o en su etapa de floración, por eso conviene aprovechar el verano para hacer plantines antes de las heladas.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.