Rusia-Ucrania: la economía del mundo y las posibilidades de Argentina

Solo algunas semanas transcurrieron desde que comenzó la guerra en Ucrania y la economía mundial ya sintió un fuerte sacudón. Rápidas sanciones occidentales fueron imponiéndose a Rusia ante la invasión que repercutieron, entre otras cosas, en el colapso de la moneda rusa y sus activos financieros, como así también en el aumento de los precios de la energía y alimentos del mundo.

Para comprender el impacto de la guerra Rusa en Ucrania, es preciso en primer lugar comprender qué significa Rusia para el resto de los países, qué lugar ocupa en la economía internacional. Más Industrias dialogó con el economista Adrián Ravier, para realizar un análisis de la política económica en este contexto.

Adrián Ravier, economista.

¿Qué significa Rusia para el mundo y el mercado internacional?

Rusia es el país más grande del mundo, con un territorio de más de 17millones de kilómetros cuadrados. Está ubicada en el este de Europa y en el norte de Asia, comparte fronteras con 16 estados y su línea fronteriza es la más larga del mundo con 60mil kilómetros de extensión. Además, la economía rusa de US$ 1,5 billones es la undécima más grande del mundo, según datos del Banco Mundial.

No es menor que cuenta con una cantidad de recursos muy importante. Tiene las mayores reservas de gas natural del mundo, es la segunda en cantidad de reservas en carbón y las octava en petróleo. Es el principal exportador de gas natural y el segundo de petróleo. Esto ya nos marca la importancia en materia de recursos para el mundo. Por ejemplo, siguiendo datos de la última década, dentro de sus exportaciones cerca del 70% son combustibles y minerales, materia prima e insumos. Por ello, cuando uno mira las importaciones, claramente son manufacturas.

Cuando evaluamos los destinos de la exportación de los productos rusos, casi la mitad van hacia la Unión Europea. A China solo envía el 5% de sus recursos, un porcentaje que no es significativo para su economía, al igual que los destinados a Ucrania que son un 3% aproximadamente. Lo mismo sucede con los orígenes de las importaciones, casi la mitad de las manufacturas provienen de la Unión Europea, China, por su parte, significa el 14%, cantidad que no es competitiva. Ello significa que la Unión Europea es la principal socia comercial de Rusia.

¿Cuál es el escenario actual en relación a las decisiones de Estados Unidos y la OTAN?

La Unión Europea, con Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte – OTAN-  comparten una mirada negativa del ataque ruso a Ucrania. Ello llevó a la decisión de proveerse de armas por la posibilidad de que el conflicto vaya acrecentándose.

Mientras tanto, estos países establecieron una serie de sanciones comerciales a Rusia, las llamadas «medidas adicionales para garantizar la seguridad y la defensa», que implicaron un gran impacto negativo en su economía. Por ejemplo, Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá se pusieron de acuerdo en excluir a determinados bancos rusos del sistema financiero de la Society for World Interbank Financial Telecommunication – SWIFT-, de modo que las instituciones financieras rusas quedarán aisladas. Estados Unidos prohibió todas las transacciones con el Banco Central de Rusia, con el fin de inmovilizar todos los activos que el Banco tiene en Estados Unidos o en manos de estadounidenses.

Además, las restricciones al espacio aéreo estadounidense. La Unión Europea ha prohibido la venta, el suministro, la transferencia o exportación de ciertos bienes y tecnología, incluso para la refinación de petróleo. Estados Unidos también prohíbe la exportación de productos de alta tecnología a Rusia. El gobierno británico incluyó  aranceles punitivos sobre productos como el vodka y la prohibición de exportar bienes de lujo c automóviles, obras de arte y moda.

La vida en Rusia ha cambiado radicalmente. Grandes multinacionales, como Apple, BP, McDonald’s y Volkswagen, han cerrado sus puertas o suspendido sus operaciones en el país. Es decir, la Inversión Extranjera Directa se redujo, flujos de capital se retiraron por la volatilidad que significa el estado de guerra, fuga de capitales, caída la bolsa, y demás consecuencias que hoy enfrenta.

8 países que sancionaron a Rusia por la guerra contra Ucrania
Lista de países que sancionaron a Rusia. ¿Cuál fue el país que más saciones aplicó?

¿Qué lugar está ocupando China – socia comercial minoritaria de Rusia- y el resto de los países en esta economía de guerra?

Ya vimos que para Rusia esto es un golpe, porque en caso que Europa continúe con los bloqueos y no compre sus recursos, va a tener que colocar su energía en otro país, y es ahí donde entra otro jugador que puede ser crucial: China. La Unión Europea ya comenzó a buscar alternativas para las fuentes de energía que recibe de Rusia. Es aquí donde se abre un escenario nuevo en la política internacional, y es acorde a la posibilidad de que China se sume al conflicto, agravando el escenario claramente.

En este contexto comienzan a cobrar protagonismo el resto de los países, conocidos en economía internacional como los BRICS – Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica –, que ya están solicitando un lugar  más amplio en “la mesa” de negociaciones. El crecimiento extraordinario, y hasta milagroso, que muestra China en las últimas décadas le da más poder económico y político para discutir cuestiones relacionadas a la política económica del mundo. Y junto a este país, los BRICS, están ganando un peso mayor en las negociaciones. La gran pregunta que nos surge es si China se sumaría a Rusia en caso de agravarse el conflicto actual.

¿Qué tan probable es que China se comprometa en la guerra de Rusia?

China actualmente depende de la Inversión Extranjera Directa de empresas de países europeos y norteamericanas, por lo que sumarse al conflicto podría ser grave para su economía y particularmente no creo que este dispuesta a asumir ese costo. Pero, ante un cambo en la política internacional, puede ser una posibilidad.

Rusia no es para Argentina un socio privilegiado, sin embargo en los medios de comunicación y redes sociales sobre abunda la información relacionada al riesgo que significa para el país la guerra Rusia-Ucrania, ¿cuál es tu análisis en este sentido?

Argentina comercia directamente con Brasil y China, mucho más que con Rusia, por lo que yo no veo un impacto mayor para el país. Rusia no es destino de exportaciones argentinas, ni este país es importador de combustible o gas ruso. No veo que el impacto realmente sea significativo.

Muy distinto sería el análisis si se evalúa el ingreso de China en el conflicto, frente a la OTAN, Unión Europea y EE.UU. Ya que se comenzaría a hablar de una guerra mundial. El impacto en los mercados en general sería muy negativo y claramente eso afectaría a la Argentina.

A la vez se escucha hablar de los beneficios del aumento de los commodities para un país como Argentina, exportador de cereales, ¿hay alguna ventaja económica en estas exportaciones?

Esto surge al pensar en la volatilidad, la incertidumbre de los mercados y el propio estado de guerra que llevan a que los precios de los commodities se eleven. Evaluando que Argentina puede ser exportadora de los mismos productos, podría favorecerse de tener precios más altos para sus exportaciones. Pero,  atendiendo a lo que hoy es Argentina, con una política de mucho aislamiento, es muy difícil pensar que las exportaciones de los commodities vayan a generar grandes ingresos producto del aumento de los precios.

Insisto, la propia política proteccionista y nacionalista de Argentina, que tiene el propósito de continuar privilegiando el mercado local, implican eludir la posibilidad de una mayor exportación de trigo y demás materias primas que la economía mundo actualmente demanda.

Contamos en el país también con Vaca Muerta, que tiene un gran potencial de producción de combustible que podrían reemplazar los hidrocarburos rusos, ¿representa esta guerra una oportunidad de inversiones en el país?

Naturalmente en la medida que los precios de los commodities aumentan, también se incrementan las inversiones potenciales para producir o desarrollar esos recursos. Esto, desde la teoría significa que Vaca Muerta debería recibir mayor atención de todo el empresariado.

Pero, también hay que tener en cuenta varios factores, algunos externos y otros internos. En primer lugar, hay que ver cuán sostenible es esta suba de precios, si el aumento se debe a una cuestión coyuntural -como es el estado de guerra- y uno aventura que la situación se puede resolver en el 2022, porque en ese caso el precio del recurso volvería a su nivel anterior y no justificaría inversiones marginales e incrementales en Argentina. El capital no tiene patria, insisto en esto porque el capital busca alta rentabilidad y bajo riesgo. Hoy el inversor está evaluando que tan sostenible es la suba de precios para justificar la inversión en el mercado Argentino.

Por otro lado, en cuanto a los factores internos, si bien Argentina tiene Vaca Muerta con enormes potencialidades, también el país acarrea con una mala reputación: instituciones débiles y economía de alto riesgo – debido a las expropiaciones, default de deuda, rompimiento de contratos, devaluaciones, incumplimiento de pagos-  que se suman a unas reglas del juego económicas nacionalistas que ahuyentan el capital.

Si por esta coyuntura aparece una oportunidad que justifica mayores inversiones, no hay dudas que Argentina es un destino excelente para encontrar los recursos que hoy Rusia no provee a occidente. Es decir, creo que esta es otra oportunidad de iniciar diálogos con empresas del mundo, para aprovechar los recursos no explotados de Vaca Muerta.

Revista Más Industrias
Seguinos en

Revista Más Industrias

Revista industrial de Argentina, fundada en el año 2013, y medio de comunicación. Artículos y noticias sobre pymes, agricultura, empresas, negocios, tecnología y temas relacionados. La Pampa, Bahía Blanca y Neuquén.