Revista Más Industrias

Pampeana trabaja en la generación de energía con residuos plásticos

Utiliza una tecnología llamada pirólisis. Su proyecto fue becado en Cambridge.

La reutilización de residuos plásticos tratados con la tecnología de pirólisis permitiría obtener combustibles y/o energía. Existen en el mundo plantas instaladas a ese fin, que sin dudas resultan además un aporte para el medio ambiente. Una pampeana, la doctora Soledad Renzini, participó de la elaboración de un proyecto que posibilitaría la valorización de residuos plásticos mediante aquel método.

Familia pampeana

Santarroseña, hija de Omar Renzini (comerciante) y de María Elena Calzado (ama de casa jubilada), tiene dos hermanas: Guadalupe que es contadora y Gimena, bioquímica, dueña junto a su esposo de un laboratorio de análisis clínicos».

Está casada con otro pampeano, Daniel González Faidutti, diseñador industrial, con quien tienen a Agustina, que está cursando su último año de secundaria.

Aprovechar desechos

Para el aprovechamiento de los desechos plásticos existen diferentes alternativas, dentro de las cuáles se encuentra el reciclado terciario, que persigue el aprovechamiento integral de los elementos constitutivos del plástico, por transformación en hidrocarburos, los cuales pueden ser materias primas integrables bien nuevamente en la ruta de obtención de plásticos, en otras rutas de la industria petroquímica, o en combustibles. Los métodos pueden ser catalíticos o térmicos, dependiendo del tipo de polímero.

Pero, ¿qué es la pirólisis?

Se trata de una tecnología novedosa, que no se ha implementado aún en nuestro país para el tratamiento de RSU (residuo sólido urbano), con la potencialidad de luego adaptarse a otro tipo de residuos. Además, la idea del grupo de trabajo es poder desarrollar plantas modulares que se puedan trasladar entre municipios, empresas, u otros posibles usuarios/consumidores, disminuyendo considerablemente los costos logísticos de transporte de residuos.

La doctora Renzini dijo que «este tema de investigación lo venimos llevando adelante desde hace más de 15 años, y fue el tema de mi tesis doctoral. Posteriormente se desprendieron dos tesis doctorales más en esa temática, de la cual soy directora; y pude publicar un libro y varios artículos en revistas nacionales e internacionales indexadas».

¿Y en La Pampa?

Fue el año pasado que con el grupo de trabajo -integrado por ingenieros y estudiantes de doctorado- participaron en el Programa I-Teams, que consiste en la conformación de equipos de innovación que puedan resolver problemas en vinculación con el sector socioproductivo, y luego de eso vino la selección por parte de la Universidad de Cambridge.

Finalmente, la doctora Renzini señaló que «sería muy grato» para ella y su grupo de trabajo «presentar el proyecto en La Pampa, y ojalá se puedan generar los canales apropiados para eso. Entendemos de suma importancia brindar al medio socioproductivo (municipios/empresas) soluciones en relación a la valorización de los residuos de manera de por un lado, darle solución al problema medioambiental generado por los desechos de distinta índole y por otro, obtener productos de valor comercial tales como combustibles y/o energía. Nuestro proyecto se enmarca dentro de los lineamientos de la economía circular», concluyó.

Plásticos, el combustible del mañana

La doctora Soledad Renzini explicó que «los plásticos provienen de hidrocarburos y por ende de un recurso no renovable como el petróleo», por lo que resulta bueno desarrollar técnicas como el reciclado químico para generar futuras fuentes de recursos energéticos.

Sostuvo que «los plásticos post-consumo de hoy pueden considerarse como los combustibles o las materias primas del mañana. Además, el reciclado químico contribuiría con la optimización y ahorro de los recursos naturales al reducir el consumo de petróleo crudo para la industria petroquímica».

Amplió diciendo que «la tecnología de pirólisis (proceso químico que supone la descomposición térmica de sustancias cuando éstas se calientan a temperaturas elevadas en una atmósfera inerte, sin oxígeno) se pueden transformar residuos plásticos, tanto domiciliarios como los provenientes del scrap (post-industrial), y de esa manera lograr combustibles y/o materias primas de interés industrial».

La profesional indicó que «contrasta con el reciclado mecánico, donde no siempre se puede asegurar una constante calidad del producto final. El reciclado químico ofrece más posibilidades, porque requiere menos cantidad de residuos plásticos limpios, separados y homogéneos para poder garantizar la calidad del producto final».

Y completó: «Nuestra propuesta consiste en la transformación de residuos plásticos para obtener hidrocarburos líquidos (cortes de combustibles -rango gasolinas y gasoil-), gaseosos (gases licuados de petróleo), ceras (que pueden ser empleadas como alimentación de las unidades de craqueo catalítico o como productos hidrofobizantes de maderas) y sólidos (que pueden agregarse a mezclas asfálticas).

Seleccionado en Cambridge

El trabajo que llevó adelante el equipo de trabajo que integra Soledad Renzini fue seleccionado desde Inglaterra, en un programa organizado por la UNC, la Fundación Global Shapers Córdoba y la Universidad de Cambridge. «Nos presentamos a una convocatoria denominada 3CProgram Aceleration Fund y fuimos seleccionados junto a otros dos trabajos. El financiamiento posibilitará construir un prototipo de pirólisis de residuos plásticos que nos permitirá terminar de estudiar las variables operativas y la caracterización de los productos”. Agregó que también se obtuvo un financiamiento del Programa ImpACT.AR del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, en respuesta a un desafío presentado por ESyOP de la Municipalidad cordobesa, con la articulación y apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología de esa provincia.

Revista Más Industrias
Seguinos en

Revista Más Industrias

Revista industrial de Argentina, fundada en el año 2013, y medio de comunicación. Artículos y noticias sobre pymes, agricultura, empresas, negocios, tecnología y temas relacionados. La Pampa, Bahía Blanca y Neuquén.