Más de 52 mil bahienses sufren precariedad laboral

Así lo reveló un estudio llevado a cabo por el CREEBBA.

El Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca (CREEBBA) dio a conocer su informe titulado “precariedad e informalidad laboral correspondiente al segundo trimestre 2021”, de donde se desprende que más de 52 mil personas tienen empleo en condiciones precarias en la ciudad.

En el análisis de la entidad surgen datos preocupantes sobre la situación del mercado laboral bahiense a partir de los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec.

El alcance del estudio que determina que, en Bahía Blanca, suman 29.000 los asalariados en la informalidad; es decir, que no tienen aportes jubilatorios, vacaciones pagas y aguinaldo, por ejemplo.

A su vez, el informe revela que son 52.000 los ocupados en condiciones de precariedad, es decir aquellos que son trabajadores independientes sin aportes, asalariados con un contrato de trabajo inestable, y dependientes subocupados demandantes (trabajan menos de 35 horas, quieren trabajar más y no consiguen empleo).

Puntos destacados del informe de CREEBA

La informalidad y precariedad laboral son indicadores que suelen emplearse para analizar el mercado de trabajo.

“Estos dos conceptos están vinculados directamente con variables como el nivel de actividad económica, la carga impositiva relacionada con la contratación de trabajadores registrados y al grado de control estatal sobre el cumplimiento de las leyes de la seguridad social, entre otros. En Bahía Blanca, según la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, se estima que la tasa de informalidad alcanzó al cierre del segundo trimestre el 30,3% (aproximadamente 29.140 personas), mientras que la tasa de precariedad se ubicó en 39,3% (aproximadamente 52.215 individuos)”, señaló el economista Jerónimo Etcheverri.

También sostuvo que, analizando los microdatos del aglomerado local para el segundo trimestre del año, “se advierte cierta heterogeneidad en los resultados”.

“Por un lado, hay una mejoría en un grupo de indicadores y por otro, un desmejoramiento de la situación. El trimestre con el cual se efectúan las comparaciones, es decir el segundo de 2020, se trata de un período sumamente atípico, y probablemente, el peor momento desde el inicio de la pandemia que se está atravesando”, advirtió.

“La participación en el mercado de trabajo creció respecto del mismo período del año previo (28.000 personas se incorporaron a la población económicamente activa). A su vez, el número de asalariados totales se incrementó en 8.000 individuos respecto del segundo trimestre de 2020. El dato de desempleo se mantuvo relativamente estable respecto del mismo trimestre de 2020, decreciendo un 0,1 p.p. y ubicándose en 8,8%. Al margen de este resultado, cabe destacar que 2.000 nuevas personas se encontraron en situación de desempleo y registró un importante crecimiento la subocupación (6,1 p.p. en relación a igual período de 2020)”, concluyó.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.