La Pampa compró la planta de Calzar

Más Industrias
Seguinos en

El gobierno provincial adquirió la compañía con el fin de reactivar su producción lo más rápido posible, mientras que el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, dijo haber comenzado gestiones para atraer inversores.

El Gobierno de La Pampa compró definitivamente la empresa Calzar, a fines de acelerar la reactivación de su producción. La noticia fue dada a conocer ayer por el Poder Ejecutivo bajo la premisa de “recuperar infraestructura ociosa, ponerla en actividad y motorizar la economía, generando nuevos empleos a través de la búsqueda de inversores privados”.

A su vez, recordaron que el gobernador Sergio Ziliotto había adelantado la decisión de su reactivación en el mes de julio pasado cuando junto al secretario de las Pymes y los Emprendedores de Nación, Guillermo Merediz y el secretario de Industria, Ariel Esteban Schale recorrieron la planta fabril ubicada en el Parque Industrial de Santa Rosa.

Por otro lado, explicaron que, de acuerdo a la normativa vigente, «hasta que no transcurrieron los dos años de paralización de actividades de la planta, el Gobierno provincial no estuvo habilitado a intervenir activamente en la recuperación del inmueble». Cuando el plazo se cumplió, se logró alcanzar un acuerdo «con la empresa Topper Argentina SA y se definió la compra de la planta fabril en U$S 1.200.000, monto sensiblemente menor a la cotización del inmueble en el mercado inmobiliario local».

«Desde entonces, fueron distintas las propuestas abordadas para su reactivación que, por diversos factores, se vieron frustradas. Ahora, con el inmueble en manos del Gobierno provincial, mejora considerablemente la viabilidad de un emprendimiento productivo debido a que la amortización de la inversión en infraestructura estará sujeta al financiamiento estatal de un monto menor a su valor de mercado, a largo plazo y con tasas subsidiadas. Esas condiciones de financiamiento serán fijadas por ley, cuyo proyecto enviará el Poder Ejecutivo a la Cámara de Diputados para su análisis», agregaron.

La firma Calzar SA cerró definitivamente las puertas de su planta industrial en La Pampa en el año 2018, tras un proceso de desmantelamiento que incluyó la desafectación de trabajadores, a través de ‘retiros voluntarios’ y el despido de más de 130 empleados, con su cierre definitivo.

Desde el Ejecutivo señalaron que «el cierre es un emblema de las secuelas de las políticas implementadas por el macrismo, con la apertura indiscriminada de las importaciones, las fluctuaciones del tipo de cambio, la devaluación y las altas tasas de interés, que deprimieron la actividad económica y, particularmente, al sector textil».

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.