Intel proyecta construir una fábrica de chips en Europa ante la escasez global

Más Industrias
Seguinos en

Intel busca 8.000 millones de euros en subsidios públicos para la construcción de una fábrica de semiconductores en Europa, dijo el viernes su presidente ejecutivo, mientras la región busca reducir su dependencia de las importaciones en medio de una escasez de suministros.

El plan marca la primera vez que Pat Gelsinger, director ejecutivo de Intel, divulga públicamente cuánta ayuda estatal querría recibir, en momentos en que Intel persigue un impulso multimillonario para enfrentarse a rivales asiáticos en la fabricación por contrato.

«Lo que estamos pidiendo a los gobiernos de Estados Unidos y de Europa es que sea competitivo para nosotros hacerlo aquí en comparación con Asia«, dijo Gelsinger en una entrevista.

Desde la compañía tecnológica se está buscando una ubicación para una planta en Europa que, según fuentes de la misma, respaldaría el objetivo del jefe de industria de la Unión Europea, Thierry Breton, de duplicar la participación de la región en la producción mundial de chips al 20% durante la próxima década.

«Para satisfacer la demanda actual y futura de la industria de semiconductores, Europa aumentará drásticamente la capacidad de producción, tanto por sí misma como a través de asociaciones seleccionadas para garantizar la seguridad del suministro», aseguró Breton.

La reciente interrupción de las cadenas de suministro de semiconductores ha sumado urgencia a los esfuerzos para reducir la dependencia de las importaciones, sin embargo, analistas advierten que la reducida base tecnológica de Europa significa que no ofrece un mercado viable para una planta de vanguardia.

Fuentes de la industria y diplomáticas dicen que, de los tres grandes fabricantes de chips, Intel es el único hasta ahora que ha expresado un interés concreto en el objetivo de Breton de producir los semiconductores más avanzados de Europa.

A su vez, el continente proyecta reducir su dependencia de China, Estados Unidos y otros proveedores en lo que respecta a las materias primas necesarias para la fabricación de productos tecnológicos, como los chips.

Una de las estrategias expuestas en el documento para reducir la dependencia de las importaciones podría consistir en que los países de la Unión Europea pusieran en común recursos para proyectos importantes de interés común europeo (IPCEI) en materia de nube de nueva generación, hidrógeno, industria con bajas emisiones de carbono, productos farmacéuticos y un segundo IPCEI sobre semiconductores de última generación.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.