Revista Más Industrias

Incertidumbre por la aplicación del pase sanitario en Bahía

Empieza a regir desde hoy, pero desde el Municipio dicen que faltan precisiones desde la Provincia. Los empresarios dudan de cómo será controlado.

Comenzará a regir a partir de hoy en toda la provincia de Buenos Aires la obligatoriedad de contar con un pase sanitario para participar de actividades donde haya aglomeraciones de personas. Sin embargo, todavía hay mucha confusión en Bahía Blanca respecto de la forma de implementación y control.

El gobierno de Axel Kicillof dispuso que a partir del 21 de diciembre se deberá contar con el «Pase Libre COVID» para la realización de actividades culturales, deportivas, religiosas y recreativas en espacios cerrados, así como la asistencia a centros culturales, gimnasios, cines, eventos deportivos que signifiquen aglomeración de personas; salones de fiestas y boliches, fiestas, casamientos, actos y reuniones con gran participación de personas; además de bares y restaurantes.

La norma también abarca a la realización de trámites presenciales ante organismos públicos provinciales y/o municipales; trámites presenciales ante entidades privadas, cuando impliquen aglomeramiento de personas; y también se le requerirá el pase a trabajadores que realicen atención al público, ya sea en entidades públicas o privadas.

Respecto de quién debe solicitar el pase en cada uno de estos lugares, la normativa expresa en su artículo 2 que «los organizadores, titulares o responsables de las actividades sujetas a lo dispuesto en el presente decreto, tendrán a su cargo el control de la acreditación del Pase Libre COVID, en los accesos a las mismas». Por citar un ejemplo, el dueño de un restaurante es responsable de solicitar el documento que acredita la doble vacunación en la entrada de su local.

No obstante, fuentes municipales indicaron que hasta ayer el mediodía no tenían mayores precisiones sobre otros aspectos clave de la implementación de la medida. Entre ellos, cuál es el organismo que controlará que el Pase Libre se pida en cada uno de los lugares abarcados por la norma, así como a quién corresponde sancionar en caso de incumplimientos. Según entienden, al tratarse de una ley provincial, debería ocuparse un ente dependiente de la Gobernación.

Incluso el fin de semana, dirigentes de los sectores empresarios del comercio y la gastronomía se excusaron de opinar sobre el pase. «Solo tenemos incertidumbres y nada de lo que digamos va a aportar algo al tema», respondieron.

En un marco de mucha cautela, fuentes vinculadas a la Provincia admiten que la implementación no será sencilla porque su éxito depende en gran parte de la voluntad de quienes deben ejercer el primer control, por ejemplo, en locales gastronómicos u oficinas privadas con atención al público.

La intención, según trascendió, no es actuar con afán punitivo sino para facilitar información y generar concientización. Las sanciones recién llegarían en caso de persistir los incumplimientos.

Según los últimos datos, en Bahía Blanca se aplicaron dos dosis de vacunas contra el coronavirus a 235.546 personas, mientras que 34.342 solo tienen una. Estas últimas son las que no se encuentran en condiciones de contar con el pase sanitario, al margen de aquellos que no se aplicaron ninguna vacuna, pero ese es un número difícil de estimar. Aproximadamente, serían unos 30 mil bahienses más.

Revista Más Industrias
Seguinos en

Revista Más Industrias

Revista industrial de Argentina, fundada en el año 2013, y medio de comunicación. Artículos y noticias sobre pymes, agricultura, empresas, negocios, tecnología y temas relacionados. La Pampa, Bahía Blanca y Neuquén.