Extensión del paro de trabajadores portuarios pone en riesgo las exportaciones

Trabajadores de semillas oleaginosas e inspectores de granos continúan una huelga que lleva casi diez días, empantanando la producción de harina de soja y las exportaciones agrícolas. No hay señales de acuerdo salarial a corto plazo.

Las empresas de fabricación y exportación de harina de soja han estado en conversaciones con los sindicatos de trabajadores de semillas oleaginosas sobre un contrato salarial para 2021. Las partes se acusan mutuamente de ser intransigentes en las conversaciones.

“Estamos solicitando que detengan la huelga y vuelvan a la mesa de negociaciones lo antes posible. Hasta ahora no hay respuesta”, dijo Gustavo Idigoras, titular de la cámara de exportadores CIARA-CEC.

El sindicato que nuclea a los trabajadores aceiteros -SOEA-, con sede en Rosario, dijo en un comunicado que “el paro sigue en todas las plantas aceiteras del Departamento de San Lorenzo”.

También está en huelga el sindicato de inspectores de granos de Urgara, necesario para mantener el flujo de cultivos desde los puertos de exportación.

El día lunes las partes mantuvieron una reunión en el Ministerio de Trabajo en la que se esperaba llegar a un acuerdo, aunque luego de una audiencia de 10 horas, la situación no pudo revertirse.

Mientras tanto, el pasado viernes, los gremios aceiteros y recibidores de granos anunciaron esa tarde que se extendería la medida de fuerza en los puertos y que el diálogo con el sector empresarial está interrumpido por completo.

Según detalló la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las protestas afectaron las operaciones en las fábricas aceiteras y terminales portuarias localizadas en Quequén, Bahía Blanca, San Lorenzo, Puerto General San Martín, Arroyo Seco, Rosario, Gral. Lagos, Villa Constitución, Zarate, San Nicolás, Ramallo y Timbúes, salvo algunos casos puntuales.

Las extensiones de la huelga provocan cada vez más complicaciones para el movimiento exportador e industrialización de las materias primas, en pleno desarrollo de la cosecha de trigo y cebada. Ya fueron varias las entidades de la cadena agroindustrial que reclamaron una solución del conflicto, mediante la intervención del Estado.

Por su parte, la paralización de actividades en los puertos provocó un importante retraso en la carga de la mercadería en los buques. La Bolsa de Rosario informó que al 16 de diciembre, se llevaban despachadas 657.262 toneladas de maíz, representando solo un 38% de las 1,7 millones de toneladas programadas para despachar en todo diciembre.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.