Conflicto en el sector agroindustrial por la aprobación del trigo transgénico

Más Industrias
Seguinos en

16 instituciones del sector agroindustrial emitieron un duro comunicado advirtiendo que la aprobación del trigo tolerante a la sequía generará “un riesgo económico extraordinario”.

La decisión del Gobierno de aprobar de manera condicional el trigo transgénico tolerante a sequía desarrollado por Bioceres generó una gran polémica y también despertó elogios y críticas.

El Comité Ejecutivo de la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo), que integran exportadores, molinos, productores, acopiadores, la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca y la Asociación de Protección de las Obtenciones Vegetales (Arpov), se reunió y se habló de la “preocupación” en actores de la cadena ante la reacción de los mercados compradores por la autorización.

Es el resultado de una colaboración público-privada de más de 15 años entre la empresa y el grupo de investigación de la Dra. Raquel Chan, responsable del descubrimiento. Las variedades de trigo HB4 son desarrolladas por Trigall Genetics, un joint-venture entre Bioceres y Florimond Desprez de Francia, una de las empresas líderes a nivel mundial en genética de trigo.

La decisión de la autoridad regulatoria argentina se da luego de la aprobación de HB4 en soja, que ya fue otorgada en los países de mayor producción mundial de este cultivo, incluyendo Argentina, Estados Unidos, Brasil y Paraguay, que representan aproximadamente el 80% de la producción global de soja.

“El Ministerio de Agricultura debe asumir las responsabilidades de las consecuencias directas que pueden generar costos económicos y comerciales para todos los productores de trigo, así como para todos los eslabones de comercialización y transformación interna y de exportación”, advirtieron las bolsas de cereales y comercio, la Federación Agraria Argentina, la Sociedad Rural Argentina, entre otras entidades que firmaron el documento.

Las entidades firmantes aclararon en primer término que “apoyamos la ciencia nacional, la innovación tecnológica y los servicios que se siguen realizando en nuestro país, con vocación de aportar al desarrollo económico y social, y protegiendo el ambiente”.

En contraste, en representación de las entidades que avalan la aprobación de este trigo, Ricardo Yapur, CEO de Rizobacter e integrante del Directorio de Bioceres destacó que las áreas trigueras se beneficiarían con esta tecnología, “principalmente serían la subzona triguera que va de Río Cuarto hasta Bahía Blanca, que tiene más de 1 millón de hectáreas”, expresó.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.