Revista Más Industrias

En busca de la diversificación orgánica en La Patagonia

La Argentina es el segundo país en extensión territorial en lo referente a la producción orgánica, después de Australia.

Cerró el 2020 con 4,4 millones de hectáreas certificadas, según el informe «El agregado de valor: principal desafío de los elaboradores de productos orgánicos» realizado por Silvina Talamoni del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). De esas tierras, el 95% corresponden a ganadería, lo que a su vez representa sólo alrededor del 2,5% del total de la producción orgánica argentina.

Según este estudio, en 2020 el confinamiento y las medidas que restringieron la circulación beneciaron el comercio minorista de los productos orgánicos en todo el mundo, observándose un cambio en el consumo de alimentos que favoreció a esta forma de producir, que cuida la salud del medio ambiente y de las personas empleando procesos ecológicos y respetando los ciclos naturales de plantas y animales.

Josefina Winter, jefa del departamento de alimentos y bebidas de la patagonia en el INTI.

En esta línea, nuestro país cuenta desde febrero del año pasado con un Plan Estratégico Argentina Orgánica 2030 con objetivos concretos para el desarrollo del sector tales como: aplicar tecnología e innovación, estimular la investigación y promover instrumentos fiscales, comerciales, financieros y de competencia que alienten la inversión privada.

En el marco de este plan, se formaron una serie de mesas de trabajo interinstitucionales, algunas provinciales y otras regionales para abordar acciones específicas. Una de ellas es la Mesa Técnica de Diversicación Orgánica de la Patagonia, convocada por el INTI y compuesta por las provincias de Neuquén, Río Negro, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut. “El objetivo de la mesa fue indagar para poder tener una caracterización más completa sobre la situación actual del agregado de valor de la cadena ovina con certicación orgánica en la Patagonia.

Es una de las cadenas productivas de certicación orgánica más importante en la zona, principalmente para la lana”, detalló a Más Industrias Josena Winter, jefa del Departamento Alimentos y Bebidas de la Patagonia en el INTI y referente de la mesa. Partiendo de un producto, como es la lana certicada, la mesa busca saber si la Argentina cuenta con la capacidad tecnológica para agregar valor en etapas posteriores mediante, por ejemplo, el lavado, el hilado y el tejido, dado que hoy la mayor parte de la lana que se exporta no lo tiene.

Éste es un primer paso para el trabajo de esta mesa, que busca realizar un diagnóstico preciso de las necesidades de los productores en cada provincia, para así poder avanzar con acciones estratégicas para toda la Patagonia.

Diversificación de los elaboradores orgánicos se encuentran en la Patagonia, de acuerdo con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). La mayor parte de la producción orgánica de esta región está asociada a alimentos, aunque hay otros productos certificados.

“En La Patagonia tenemos producción de peras, manzanas y otras frutas, sobre todo en la zona del valle, desde el Alto Valle al Valle Medio de Río Negro y de Neuquén. Hay produc – ción de frutas nas en la zona de la Cordillera de Río Negro y Chubut de los que derivan mermeladas, dulces, jugos, conservas. En la zona cordillerana también hay frutas de pepita que son materia prima para la elaboración de mermeladas, dulces y conservas. También hay rosa mosqueta en la zona bajo producción orgánica y luego se hace el aceite”, explicó Winter. “Estos productos van principalmente para exportación, pero el consumidor del mercado interno se está volcando a los orgánicos en los últimos tiempos. Está asociado también a las generaciones más jóvenes que valoran su consumo, con sus benecios tanto para la salud como para el cuidado del ambiente”, completó.

Revista Más Industrias
Seguinos en

Revista Más Industrias

Revista industrial de Argentina, fundada en el año 2013, y medio de comunicación. Artículos y noticias sobre pymes, agricultura, empresas, negocios, tecnología y temas relacionados. La Pampa, Bahía Blanca y Neuquén.