Revista Más Industrias

Electrodomésticos Liliana invertirá $2500 millones para ampliar su planta y sumará 350 empleados

La empresa santafesina ampliará su fábrica en un 50%, incrementará sus volúmenes de producción y sustituirá importaciones. En 2019, tenía 600 empleados y en dos años llegó a una cifra histórica 1140 trabajadores, que pronto aumentará.

Liliana fabrica en su planta de Ingeniero Baigorria más de 200 modelos de electrodomésticos. En los últimos dos años pasó de tener 600 operarios en 2019 a 1140, batiendo un récord histórico. La empresa argentina, que este año cumple su aniversario número 75, anunció que invertirá $2.500 millones y sumará 350 trabajadores. 

Liliana Electrodomésticos tiene tres líneas de producción: calefacción desde donde fabrican estufas eléctricas y ventilación: producen ventiladores de todo tipo. Además de producir para Liliana, fabrican para terceras marcas, supermercados y retail. Son los que fabrican los ventiladores para Frávega, Musimundo, Electrolux, Black & Deker, Top House, entre otras. La tercera línea incluye una gran familia pequeños electrodomésticos: licuadoras, procesadoras, batidoras, planchas y aspiradoras, entre otras.

En la reciente visita del jefe de Gabinete, Juan Manzur, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el gobernador santafesino Omar Perotti, la empresa adelantó que prevé incrementar sus volúmenes de producción, sustituir importaciones y ampliar su planta productiva en un 50%.

“La empresa recibió el certificado de elegibilidad del Ministerio de Desarrollo Productivo que le permitirá gestionar un crédito a tasa subsidiada por $1.000 millones de la línea para proyectos estratégicos que el ministerio lleva adelante con el Banco de la Nación Argentina. Con el respaldo de este crédito podrán continuar con el desarrollo local de productos, sustituir importaciones y generar 350 nuevos empleos”, informaron desde el ministerio de Desarrollo Productivo.

Sustituirán importaciones y fabricarán hornos eléctricos

Leonardo Jacobson, socio gerente de Liliana, adelantó al portal web BAE Negocios: “Tenemos un proyecto para ampliar la planta en 10.000 metros cuadrados. Nos permitirá crecer un 50% en metros. Invertiremos 2.500 millones de pesos y sumaremos 350 operarios más, estará lista a fin de año. En la nueva planta haremos un abanico de productos: hornos eléctricos, algo que hasta ahora importábamos y pavas eléctricas, con las que también sustituiremos importaciones. Todo estará equipado con tecnología, nueva maquinaria, un depósito inteligente, todo con tecnología industrial 4.0”.

Desde el ministerio de Desarrollo recalcan: “En la empresa festejan esta recuperación porque entre 2016 y 2019 por la apertura indiscriminada de importaciones, la empresa redujo 40% su personal. Desde diciembre de 2019 comenzaron a incorporar empleados y en el primer año y medio contrataron a 500 trabajadores. De esas 500 personas, más del 50% son trabajadores y trabajadoras que habían sido despedidos entre 2017 y 2019”.

El anuncio se concreta en momentos en que el sector manufacturero cerró 2021 con un alza superior al 15% interanual, y que alcanzó en diciembre el mejor mes de los últimos cinco años. El ministro Kulfas señaló que el desempeño del sector durante 2021 permitió «recuperar todo lo perdido por la desindustrialización del gobierno anterior y de hecho se alcanzó el mejor diciembre de los últimos cinco años».

En la planta de Liliana se desarrollan todos los procesos productivos desde el diseño, la construcción y mantenimiento de matrices, inyección de plástico, y el mecanizado y armado de productos.

Los precios del aluminio en los mercados internacionales alcanzaron su máximo desde la crisis de 2008 y la tendencia sigue en alza, lo que amenaza con elevar los precios de un sinnúmero de productos derivados, desde los refrescos enlatados y teléfonos inteligentes, hasta los autos eléctricos y los aviones, dice la agencia Sputnik.

El aluminio llegó a cotizarse en 3.236 dólares por tonelada durante la jornada del 8 de febrero, acercándose al máximo de 3.380 dólares alcanzado en 2008. Es el segundo día consecutivo que alcanza el máximo en 13 años. Desde principios de año, el metal incrementó su valor un 13%, pero esta tendencia solo continúa una dinámica general: desde mediados de diciembre del 2021, el precio del aluminio subió un 25% y más que se duplicó desde mayo de 2020.

La principal causa de la subida radica en que la producción no alcanza a satisfacer la demanda de un mundo que está recuperándose de la pandemia, asegura a Sputnik el jefe de investigación del grupo Next Generation, Carsten Menke. El cierre de la producción en China, la crisis energética en Europa y las sanciones a Rusia agravan la situación, agrega.

Interrupciones

Debido a la reducción de la oferta en el mercado, la imposición de tales sanciones sería muy inapropiada, concluye Menke. Advierte que tal decisión podría conducir no solo a un aumento significativo en los precios del aluminio y sus derivados, sino también a más interrupciones en la cadena de suministro que irán mucho más allá del mercado del metal.

Por su parte, Goldman Sachs prevé «un considerable aumento de los precios del aluminio».

El aluminio es a menudo llamado como electricidad materializada. Y es que se requieren enormes cantidades de energía eléctrica para convertir el óxido de aluminio (alúmina) en el metal que todos conocemos.

Revista Más Industrias
Seguinos en

Revista Más Industrias

Revista industrial de Argentina, fundada en el año 2013, y medio de comunicación. Artículos y noticias sobre pymes, agricultura, empresas, negocios, tecnología y temas relacionados. La Pampa, Bahía Blanca y Neuquén.