Agro pampeano: cepo al dólar y recuperación del sector

Más Industrias
Seguinos en

El 2021 se presenta prometedor para el campo de La Pampa desde el punto de vista productivo.

El otoño se presenta lluvioso por lo que se ve asegurado el pasto para el invierno, recurso valioso para la parte ganadera. En el noreste con actividades agrícolas se anunció con buenas cosechas de girasol, la de maíz y soja que se acerca, también se presenta como interesante.

Estas promesas son el resultado de diferentes decisiones que tomaron los productores locales ante diferentes medidas nacionales frente a la pandemia del coronavirus.

Victor Tapie.

Más Industrias estuvo conversando con Víctor Tapie, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, sobre el sector y la influencia del cepo al dólar.

¿Cómo impactó la pandemia en el sector?

El sector se encuentra bien, en el 2020, dada la incertidumbre en materia económica y financiera, hubo un incremento extraordinario en el valor de invernada, ya este año se presenta más tranquilo en este sentido.

El posible un aumento de retenciones en algunos cultivos, en las intervenciones en las exportaciones y la información que se le pide a la industria cárnica para exportar genera, sin dudas, incertidumbre en el sector ganadero.

La falta de previsión y perspectiva a futuro puede impactar de dos maneras en el agro, positiva, como en el año pasado y el aumento en los valores de invernada, o de forma negativa, como se presenta este año.

¿Cómo influye el dólar en el productor agropecuario?

Una de las problemáticas fundamentales es que el productor pampeano compra insumos dolarizados y vende mayormente al sector interno en pesos. Sumado a que se opera con el dólar oficial, que a nivel nacional se encuentra muy por detrás del resto de los tipos de dólares, se genera un desfasaje que se profundiza con las retenciones directas que tiene el agro.

Por otra parte, somos conscientes que, gracias a los ingresos extraordinarios derivados de las exportaciones agrícolas a nivel nacional, con precios internacionales elevados, el Banco Central puede calmar la eventual escalada de la divisa. Sobre todo, pensando en la reciente suba de la cotización informal -dólar blue- que hasta el momento es gradual. Siempre y cuando se mantengan los ingresos de dólares de la agroindustria en estos precios internacionales el panorama cambiario continuará con calma.

El cepo al dólar ¿llevó a que se aumente la inversión en otros sectores?

Con las restricciones en la compra de divisas extranjeras, los límites en la compra de materiales de la construcción y herramientas, hicieron que el productor derive los excedentes de la empresa en otros rubros.

Un caso fue en la compra de ganado, por ello en el 2020 se incrementó el valor del ternero a nivel nacional. Si observamos las estadísticas oficiales, dadas a conocer recientemente por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC), se ve el boom por el que atraviesa la industria de la maquinaria agrícola, con una suba de ventas interanual de sembradoras, implementos y tractores en el último trimestre del 2020, que van de un 35%, 26,7% y 2,6% respectivamente.

En la facturación de la maquinaria agrícola, significa un incremento de 32.010,4 millones de pesos, un 89,3% de aumento en relación con el mismo trimestre de 2019 para Argentina. En relación a la industria nacional, en el cuarto trimestre de 2020 se informó que los tractores tuvieron una participación de 94,5%, las cosechadoras de 94,2% y los implementos, de 91,1% en el total de unidades vendidas de sus respectivos segmentos a nivel nacional.

Ello no quiere decir que no haya estado exento de complejidades, ya que las industrias se enfrentaron a dificultades en la compra de materiales para producir ya que gran parte son extranjeros, y por las fluctuaciones en los precios de los productos, por lo que el productor no podía contar con un plazo de entrega garantizado o ingresaba en una lista de espera con entregas comprometidas hasta este año inclusive.

Se habla del verano de las maquinarias agrícolas con un aumento en la facturación de un 89% interanual en el último trimestre de 2020 ¿influyeron estas restricciones en esta orientación de la inversión?

Las empresas que comercializan insumos para el agro se vieron fuertemente favorecidas por un aumento en la demanda. El sector miró para la industria metalmecánica: tractores, pulverizadoras, sembradoras, etc. El productor pampeano una vez finalizada la cosecha reinvirtió en la industria nacional y en la misma localidad, incluso. Al no tener opción de ahorro, la alternativa fue mejorar el parque de maquinarias.

Maquinaria Agrícola
Boom de la maquinaria agrícola.
Máquinas agrícolas: último informe sectorial del Indec

Venta de máquinas agrícolas en el cuarto trimestre de 2020 alcanzó una facturación de $ 32.010 millones – aumento de 89,3% interanual.

Subas interanuales de unidades vendidas de producción nacional: tractores 82%, cosechadoras 77%, sembradoras 35%, implementos 31%.

¿Cómo evaluarías el sector en la actualidad?

El año pasado fue atípico y afectó sin dudas al sector agropecuario. La comercialización de carne al mercado interno bajó muchísimo, a niveles históricos, producto de la desocupación y merma en el poder adquisitivo de la gente, por la inflación.

La actividad económica interprovincial también impactó negativamente por las restricciones. Sin embargo, es un sector comprometido y pujante que intenta mejorar la producción para poder continuar y aportar a la recuperación nacional.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.