Pymes de biodiesel vuelven a reclamar por aumento del precio

Más Industrias
Seguinos en

Enresa junto a otras pymes de biodiésel que se encuentran paralizadas hace meses, ofrecieron reducir transitoriamente el corte obligatorio del gasoil para poder mantener la actividad.

Las pequeñas y medianas empresas del sector se encuentran esperando que Nación les dé un aumento de un 40 por ciento del precio del biocombustibles para reactivar la producción.

“Esta es la peor crisis de todas las que pasamos desde que empezamos a producir”, indicó Tomás Lorda, uno de los socios de Energía Renovable SA (Enresa), una planta pyme de biodiesel instalada en la ciudad pampeana de Catriló.

Enresa fue la primera empresa de este tipo en La Pampa y comenzó a elaborar en 2011 el renovable necesario para cortar el gasoil. Desde que se sancionó la Ley de promoción de los Biocombustibles en 2006, ese combustible fósil se enriquece con 10% de biodiésel.

En diálogo con el programa de radio de Bichos de Campo en Radio Rivadavia, el empresario agropecuario pampeano recordó que en aquel momento invirtieron 15 millones de dólares para ingresar a la producción de ese derivado de la soja, convencidos de que los estímulos iban a durar tanto como definía la ley. Pero no, es Argentina. “Llevamos cuatro meses en los que el sector está completamente parado. Hoy no se está cortando el gasoil con biodiesel en la Argentina”, dice Lorda.

A fines del pasado mes de octubre, el Senado de la Nación aprobó por unanimidad y giró a la Cámara de Diputados la prórroga por cuatro años del Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustible, que prevé beneficios impositivos para los productores de las 54 plantas asentadas en diez provincias.

Si bien los empresarios pymes están a favor de la prórroga de la legislación, afirman que hoy “eso no es lo más urgente”, hasta tanto no se actualice el precio del biodiésel que permita reactivar la producción.

Desde diciembre pasado hubo una sola actualización de los valores y fue prácticamente insignificante como para compensar a quienes transforman cultivos en biocombustible. Por eso la mayoría decidió apagar los motores hasta que aclaren las cosas, evitan así perder aún más dinero. “En octubre se publicó un precio que está muy por debajo de los costos variables, con lo cual el sector está paralizado”, definió Lorda.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.