La industria brasileña creció un 2.6% y poco a poco recupera las pérdidas de la pandemia

Más Industrias
Seguinos en

La producción industrial de Brasil creció un 2.6% en septiembre frente a agosto, la quinta subida consecutiva, lo que permite al sector eliminar las pérdidas que acumuló durante los peores meses de la pandemia.

La industria brasileña se recuperó de esta forma de la caída del 27.1% que registró entre marzo y abril, cuando alcanzó su nivel más bajo de la historia debido a las medidas de distanciamiento adoptadas para contener los contagios de covid-19, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

“Con el resultado de septiembre, junto con los avances en los cuatro meses anteriores, la producción industrial superó en 0.2% el nivel pre-pandemia de febrero”, explicó en un comunicado Andre Macedo, gerente de la pesquisa del IBGE.

El indicador encadena ya cinco meses al alza tras las subidas en los meses de mayo (8.7%), junio (9.6%), julio (8.6%) y agosto (3.6%), cuya suma supera el batacazo de marzo y abril.

Según el Gobierno, 22 de los 26 ramos analizados incrementaron su actividad en septiembre, en especial el segmento de bienes de consumo duraderos, y más concretamente, el automovilístico.

“La producción de vehículos, remolques y carrocerías aumentó un 14.1%, con lo que esa actividad acumuló una expansión de 1,042.6% en cinco meses”, indicó Macedo.

Asimismo, la producción industrial aumentó un 3.40% en septiembre, respecto al mismo periodo de 2019, e interrumpió una secuencia de diez meses de resultados negativos seguidos en esa comparación.

Sin embargo, el indicador presenta un descenso del 7.20% en los primeros nueve meses de 2020, frente al periodo enero-septiembre del año pasado, mientras que el resultado interanual arroja una caída del 5.50%.

El sector industrial, uno de los motores económicos de Brasil, se vio fuertemente afectado por las restricciones impuestas por gobernadores y alcaldes del país y que pasaron por su fase más rígida entre los meses de marzo y junio.

A partir de junio, la mayoría de los 27 estados comenzaron a reabrir sus economías, aún con la curva de contagios y muertes al alza, lo que se ha traducido en una mejora de las previsiones del producto interno bruto (PIB) del país.

En los meses más duros de la pandemia, organismos internacionales situaron el desplome de la economía brasileña entre el 8 y el 9% para este año, pero los últimos pronósticos del Gobierno y el mercado financiero han rebajado esa caída a un abanico de entre el 4 y 5%.

Brasil es uno de los países más afectados por la crisis sanitaria junto con Estados Unidos y la India, al contabilizar hasta el momento cerca de 160,500 muertes y 5.6 millones de casos confirmados de covid-19, según el Ministerio de Salud.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.