¿Quién fue Casimiro Gómez?

Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

Llegó a nuestro país en la segunda mitad del siglo XIX sin recursos. Con el correr de los años alcanzó el éxito económico y social. Fue el principal donante de tierras para la fundación de Neuquén.

La infancia y adolescencia de Casimiro Gómez: su primer viaje a Buenos Aires.

Casimiro Gómez nació en Viascón el 21 de marzo de 1854 en el seno de una familia de labriegos. Su padre, Benedictino Gómez, tenía un hermano en América y ese hecho despertó una gran inquietud en el joven Casimiro. Por eso, en 1867 emprendió su rumbo.

Con 13 años se instaló en la ciudad de Buenos Aires, donde tras adquirir experiencia como aprendiz de talabartero, inauguró “La Nacional”, un negocio por cuenta propia, que se convirtió, tiempo después, en una de las principales talabarterías del país. Tal era la envergadura de la empresa, fundada en 1878, que, en 1920 en las instalaciones fabriles y almacén, de las calles 24 de Noviembre y Buen Orden trabajaban más de 2000 empleados.

La consolidación como empresario

Con apenas 24 años se consolidó como un gran comerciante, contrajo matrimonio y la fortuna que había conseguido le permitió adquirir grandes haciendas en tierras de San Luis, Santiago del Estero, Río Negro, Neuquén, la Pampa y el Chaco.

En la Pampa compró tres grandes estancias: La Nacional, Las Delicias y Chamaicó, dedicadas a la cría de reses de las que obtenía la piel para la producción de los curtidos.

Casimiro Gómez: donación de terrenos

Además, gracias a la donación de terrenos de su propiedad, contribuyó a la fundación de núcleos de población como Roca, durante la presidencia del general Roca en Neuquén, Nueva Galia, Casimiro Gómez, La Maroma, La Nacional o Ingeniero Malmen. Fue fundador y vicepresidente del Centro Industrial Argentino e integrante del Consejo de Administración de la Unión Industrial.

Formó parte de sociedades anónimas como la Sociedad Rural, la Farmaco Argentina, La Importadora y Exportadora de la Patagonia, El Diario Español, la Sociedad Nueva España, La Armonía, la Compañía de Seguros “La Positiva”, la Sociedad Ganadera, La Oriental, la Compañía Nacional de Transportes, la Liga Agraria, la Bolsa de Comercio, entre otras.

La vuelta a Pontevedra, España.

En Pontevedra –España-, Casimiro Gómez adquirió una finca de unas setenta hectáreas en el Monte Porreiro. “Villa Buenos Aires”, fue el nombre que le asignó en homenaje a la tierra que lo había acogido. Allí cultivó viñedos y frutales, y además reservó para la cría de ganado una importante extensión de terreno. Los productos de la “Villa” recibieron importantes premios en las diferentes Exposiciones a las que concurrieron.

Además del disfrute de las aguas, sus propiedades minero-medicinales las hacían aptas para su venta, por lo que Gómez emprendió un nuevo negocio de gran éxito: su embotellado y comercialización. Las “Aguas Lérez” tuvieron éxito en los mercados, especialmente en el mercado argentino, donde el número de ventas de “La Mejor Agua Mineral natural de mesa, recomendada por la ciencia” -unas de las frases publicitarias con las que se anunciaba en la prensa de la época- desbordó las previsiones iniciales.

No menos exitoso fue el proyecto de creación de un Balneario fundado por el gallego con el fin de rentabilizar la riqueza de las aguas de los manantiales minero-medicinales del entorno de “Villa Buenos Aires”. En 1904 se le concedió la declaración de utilidad pública y en el mismo año Casimiro Gómez remitió al Ministerio los planos del Balneario, ubicado en la margen izquierda del Río Lérez.

Tras una intensa vida dedicada al mundo de los negocios falleció a los 86 años en la ciudad de Vigo, dejando una importante huella en la historia de la emigración gallega, en la propia historia de Pontevedra y en la de nuestro país.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.