Lavarropas más ecológicos y fáciles de transportar

Más Industrias
Seguinos en

La solución es tan sencilla, que es difícil creer que nadie nunca había pensado en ella antes.

[dropcap]S[/dropcap]e trata de un simple dispositivo capaz de reducir el peso de los lavarropas, disminuir la energía que utilizan y cortar las emisiones de gases contaminantes.

También puede aminorar las lesiones de la espalda, dicen los investigadores de la Universidad de Nottingham Trent, Inglaterra.

La típica máquina para lavar ropa lleva un bloque de concreto de unos 25 kilos para evitar su movimiento cuando realiza el ciclo de centrifugado.

El nuevo invento, que reemplaza al bloque de concreto, es un recipiente hermético de plástico que se llena con agua una vez que la máquina está instalada. Los investigadores aseguran que ese cambio logra que las máquinas sean más fáciles y más baratas de transportar.

Al reemplazar el concreto con recipientes de plástico vacíos, se reduce una tercera parte el peso del lavarropas.

Si el reemplazo se estandarizara en la industria, dicen los científicos, se podría disminuir el peso de los camiones que transportan las máquinas, lo cual a su vez reducirían las emisiones contaminantes.

Los investigadores calculan que en el Reino Unido, con los 3,5 millones de lavarropas que se venden anualmente, el nuevo invento podría cortar unas 44.625 toneladas de emisiones de dióxido de carbono al año.

La idea surgió de la compañía de diseño de productos Tochi Tech Ltd., que trabaja con la universidad en la búsqueda de soluciones innovadoras para producir aparatos de uso común. Fue probada en un proyecto del estudiante Dylan Knight, de 22 años.

«Todos creemos que alguien tuvo que haber pensado en esta idea antes. Nadie realmente puede creerlo. Pero te prometo que definitivamente funciona», le dijo Knight a  BBC (British Broadcasting Corporation).

Knight asegura que la lavadora barata promedio tiene dos bloques de concreto, uno debajo del tambor al frente y uno sobre el tambor.

Para el experimento, el estudiante reemplazó el tambor superior con un recipiente lleno de agua como prueba de concepto.

Ya que el concreto es más denso que el agua, los recipientes necesitan ser más grandes que los bloques para cubrir la diferencia en el peso.

La empresa está en discusiones con fabricantes de lavarropas que desean asegurarse de que este ingenioso diseño no tiene aspectos negativos.

 

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.