Trump anunción aranceles a las importaciones de aluminio y acero

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

En una movida con repercusiones globales, el presidente de Estados Unidos , Donald Trump , anunció que planea imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio, un nuevo giro proteccionista en la política comercial de la primera potencia global bajo su mantra “America First” (Primero Estados Unidos).

Trump anticipó que impondrá la semana próxima un arancel del 25% a las importaciones de acero y otro del 10% a las compras de aluminio, por tiempo “ilimitado”. Tras el anuncio, los índices de Wall Street se desplomaron.

“Impondremos aranceles a las importaciones de acero y a las importaciones de aluminio. Y verán suceder muchas cosas buenas. Vas a ver expansiones de las compañías”, dijo el mandatario en la Casa Blanca, durante una reunión con 15 ejecutivos de empresas acereras y alumineras del país.

Advertencias de China y la UE
Ante estas recomendaciones, tanto China como la Unión Europea salieron al paso rápidamente para recordar que una decisión económica de este calado tendrá consecuencias.

“Si la decisión final de Estados Unidos afecta a los intereses de China, tomaremos las medidas necesarias para defender nuestros derechos”, advirtió el director del departamento de investigación comercial del Ministerio de Comercio, Wang Hejun. Además, el representante chino consideró que EEUU ya ha sobreprotegido la industria nacional, por lo que no debería imponer “imprudentemente” más restricciones sobre las importaciones.

Similar advertencia realizó el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas: “Tomaremos las medidas adecuadas para defender la industria europea y estamos preparados para reaccionar con rapidez y de manera adecuada en caso de que nuestras exportaciones se vean afectadas por cualquier medida restrictiva tomada por Estados Unidos”.

Bruselas descartó, sin embargo, que la situación se asemeje a una “guerra” comercial y ha subrayado que en el comercio internacional no debe haber “ganadores y vencidos”, sino ser enmarcarse en una relación beneficiosa para todas las partes y “basado en reglas”.

Desacuerdo en la Casa Blanca y en el GOP
El compromiso de Trump con los industriales se ha producido en medio de las discrepancias internas tanto en la Casa Blanca como en el Partido Republicano. El estudio de los aspectos legales de la medida aún no se habían completado y los consejeros del presidente seguían debatiendo los diversos escenarios posibles y la lista de países afectados.

Entre quienes se oponen a profundizar en el proteccionismo se encuentran el director económico Gary Cohn, el secretario de Defensa James Mattis, mientras que el negociador jefe de comercio Robert Lighthizer aboga por endurecer la política arancelaria en estas materias primas.

Sin embargo, algunos miembros del Partido Republicano también se oponen a la medida, siguiendo las previsiones de los analistas de que se puede iniciar una guerra comercial que perjudique a todas las partes.

En este sentido, el senador republicano de Missouri Roy Blunt mostraba su preocupación sobre la respuesta de otros países a estos aranceles. “En nuestro estado hacemos acero y aluminio, pero seguimos comprando más de lo que fabricamos. Cosas como las hojas de aluminio con las que se construyen barcos – hacemos muchos barcos – no están disponibles en Estados Unidos”, ha señalado.

Algunos expertos señalan que esta subida de aranceles puede encarecer los precios para los sectores manufactureros, perjudicando así a un sector que crea muchos más empleos que los del acero y el aluminio, e incrementando los precios para el consumidor final con la consiguiente subida de la inflación.

Fuente: La Nación.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.