Tecnología y desarrollo de las fachadas vidriadas

Nahuel Pérez

Nahuel Pérez

Periodista, de Santa Rosa, La Pampa.
Nahuel Pérez

Últimas noticias de Nahuel Pérez (ver todo)

Hoy es normal ver, en las grandes urbes del mundo, majestuosas torres acristaladas que se imponen en el paisaje.

Sin dudas, todo cambia y todo avanza. Así como los métodos de construcción se desarrollan, las características de los vidrios que componen sus gigantescas fachadas también lo hacen. En este tipo de construcciones, los vidrios están sometidos a solicitaciones y requisitos de diversa índole: mecánicos, óptico-térmicos (de control solar), de seguridad e incluso estéticos.

El aspecto más crítico de las propiedades del vidrio en una fachada es su rendimiento en relación a la temperatura, que influye directamente en la eficiencia energética de los edificios.

Por citar un ejemplo, más del 50 por ciento de la energía necesaria para calefaccionar la vivienda se pierde a través de las aberturas debido a su material o a la falta de aislación.

En los últimos años surgieron en nuestro país certificaciones y leyes (privadas voluntarias y gubernamentales obligatorias) que regulan esa eficiencia a fin de mantener en niveles razonables los consumos de energía de los edificios durante su funcionamiento, e incluso durante su construcción.

Para introducirnos en el tema con paso seguro, +industrias consultó al arquitecto Raúl Pastor, quien nos brinda, a través de su mirada profesional, su opinión sobre esta tecnología de construcción.

¿Se le da la debida importancia a las fachadas a la hora de construir/diseñar una edificación, para obtener un máximo aprovechamiento?
Desde el punto de vista del diseño, a las fachadas siempre se les debe dar importancia porque es la “cara visible del edificio”. Pero si la obtención del máximo aprovechamiento energético en las superficies vidriadas es la premisa de diseño, transforma toda la fachada y no solamente al uso de determinados vidrios, sino que los materiales de las carpinterías.

De hecho, la estructura general del edificio se diseña de manera conjunta para que el resultado final sea estructura eficiente para habitar.

Los ‘vidrios de control solar’, por ejemplo, se utilizan para los edificios comerciales de gran envergadura o para los edificios de gran presupuesto.

¿Cuáles son los factores a tener en cuenta a la hora de utilizar fachadas vidriadas?
Lo fundamental a tener en cuenta es la orientación del edificio en general, y el uso del vidrio es inherente a la idea del edificio, por lo que el uso de vidriado eficiente debe estar en sintonía con la concepción general de todo el proyecto.

¿En el plano estético, qué limitaciones encuentran los arquitectos con vidrios resistentes y sustentables?
Las limitaciones siempre son tecnológicas, ya que como decía Lous Kahn “las ideas son siempre superiores a las construcciones”. Es en el plano tecnológico donde encontramos un parámetro que transforma una idea y que la adapta a la tecnología disponible en cada lugar. Dicho de otra manera, es el presupuesto quien ‘designa’ qué carpintería o que vidrio se puede usar en cada edificio.

Los grandes edificios del mundo, disponen de la cercanía de empresas que desarrollan vidrios, carpinterías y hasta tecnología exclusiva para cada proyecto. Es el caso, por ejemplo, del Instituto del Mundo Árabe en Paris -obra del arquitecto Jean Nouvel-.

Otro tipo de tecnología
Según Pastor, cada vez más se tiene en cuenta el uso de carpinterías con DVH (doble vidriado hermético), con espesores de vidrio y de cámaras. Además del vidrio, se tiene en cuenta para el diseño de ambientes, el material de la perfilaría. En este sentido, es más frecuente el uso de PVC como material preferido para las carpinterías (siempre en referencia a las carpinterías para viviendas). Como ventajas, los perfiles de PVC no se ven afectados por el agua, no se oxidan ni pudren. Cualquier raya que se pudiera producir en el material, ocasiona únicamente un daño estético, pero el perfil nunca queda desprotegido frente a la acción de los agentes atmosféricos -como sucede en materiales como aluminio o madera-.

Revista Más Industrias | +Industrias¿Qué es el DVH?
El DVH es un producto compuesto por dos o más vidrios, separados entre sí por una cámara de aire. La misma se encuentra herméticamente sellada, impidiendo el paso polvo o suciedad, humedad y vapor de agua, a lo largo de todo su perímetro. Para que el doble vidriado hermético funcione correctamente es necesario elegir el tipo de vidrio adecuado. Respecto de un vidrio común, el DVH tiene tres ventajas fundamentales: provee un aislamiento térmico superior, mejora el aislamiento acústico y, con vidrios especiales, brinda control solar y se reduce la transmisión de radiación.

 

Nahuel Pérez

Periodista, de Santa Rosa, La Pampa.