Tabacaleras en aumento

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

Los cigarrillos han incrementado su precio en el último tiempo de sobremanera. A pesar de las subas, se siguen consumiendo. No se escatiman costos, es más, los aumentos siguen.

La demanda de cigarrillos es una de las grandes apariencias que demarcan el poder que lleva la adicción, aunque la dualidad esté presente. Más allá de ello, los precios crecen y cada vez más. Las tabacaleras volvieron a remarcar el número en que se vende.

Aquí la dualidad hace pie, es que las ventas cayeron 25% con relación a igual trimestre del año pasado, la compañía tomó la determinación de retocar los valores para poder afrontar el reacomodamiento de varias alícuotas de impuestos que pesan en el valor de un atado.

De todos modos, la iniciativa la tomó Massalin Particulares, que acaba de anunciar una suba de 5% en promedio para todas sus marcas. Se trata del componente fijo que tiene el Fondo Especial del Tabaco (FET), y el Impuesto Mínimo de Internos que, según fuentes de la industria los obliga a retocar sus precios a pesar de la crisis que atraviesa la industria.

Mediante un comunicado, Massalin anunció los nuevos precios de sus marcas que rigen desde hoy como Lucky Strike Box 20 y Click and Roll Box 20 que pasaron a valer $ 45, mientras que el de Lucky Strike Red Flow a $ 41 y el de Lucky Strike Click Flow a $42. El precio de Viceroy Classic KS será de $ 30 y el formato Box 20 de $ 32. Por su parte Camel Box 20 costará ahora $ 45 en tanto que Dunhill, en su versión Switch Box 20 costará $ 48. El precio de Pall Mall KS 20 aumentará a $41.

Sin embargo, es un incremento menor en porcentajes a los que las empresas venían aplicando antes del impuestazo del Gobierno de mayo pasado. Y mucho menores al 50% de suba que aplicaron tras esa decisión oficial, aunque luego retocaron $ 5 para abajo esos mismos precios para evitar el derrumbe de las ventas.

La cuestión es que el volumen se ubica en torno a los 150 millones de atados consumidos y equivalentes a una baja de 44,3% hasta mayo que las tabacaleras atribuyen precisamente a la suba del 70% al 80% del componente impositivo sobre los precios de los cigarrillos.

En el mercado advierten que el efecto buscado por las autoridades no se logró y que, por el contrario, la recaudación “se desplomó”. Es decir, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) obtendrá ingreso menores a los $ 30.000 millones recaudados el año pasado por la venta de cigarrillos.

Compartí en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.