SIAM: Una marca argentina

Soledad Reuque
Seguila en

Soledad Reuque

Periodista de gráfica y radio de la ciudad de Bahía Blanca. Actualmente dicta clases en el Instituto Superior en Ciencias de la Comunicación Social.
Soledad Reuque
Seguila en

Torcuato Di Tella nació en Capracotta, Italia en 1892, a los 13 años llegó a la Argentina y se instaló en la ciudad de Buenos Aires.

+info24 +industrias

En 1910, una ordenanza municipal prohibió el amasado a mano, y un año después se produjeron manifestaciones de los obreros de la planificación. Con este panorama, a los 18 años, Di Tella junto a su amigo mecánico, Guido Allegrucci, formaron una sociedad que, en 1911 y en plena etapa del modelo agroexportador argentino, patentó la primera máquina de amasar pan bautizada SIAM (Sección Industrial Amasadoras Mecánicas).

Desarrolló un complejo industrial de gran importancia que llegó a tener 13 plantas industriales y a fabricar 250 artículos distintos para la industria y el hogar, expandiéndose a Chile, Brasil y Uruguay, como así también a Nueva York y Londres.

Además de las amasadoras mecánicas, fabricó surtidores de nafta, bombeadores y artefactos eléctricos. Di Tella logró introducir a nivel masivo el uso de un artículo de avanzada: la heladera SIAM, un bien de confort que se tornó fundamental en la familia argentina.

Se recibió de Ingeniero y luchó activamente contra el fascismo en Italia. Además, se desempeñó como profesor de Economía en la Universidad de Buenos Aires y fue miembro del Directorio de la Unión Industrial. Asimismo, representó al país en la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo, creó anteproyectos de legislación del trabajo y seguridad social, escribió libros y dio conferencias sobre el tema.

Torcuato di Tella falleció en 1948, a los 56 años. Sus dos hijos ingenieros –Torcuato y Guido- tomaron el control de SIAM, renombrándola Siam Di Tella.

La empresa continuó creciendo y además de fabricar electrodomésticos tales como lavarropas y cocinas, se dedicó a producir la motoneta y furgoneta Siambreta y televisores en blanco y negro. La vocación filantrópica del ingeniero Torcuato Di Tella y su concepción de la empresa “como algo más que una actividad lucrativa”, inspiraron a sus hijos a instaurar, en 1958, la Fundación Torcuato Di Tella y el Instituto, de igual nombre, en homenaje a la memoria de su padre.

El Instituto fue creado con la misión de “promover el estudio y la investigación de alto nivel, en cuanto atañe al desarrollo científico, cultural y artístico del país; sin perder de vista el contexto latinoamericano donde está ubicada Argentina”.

+info24 +industriasEl automóvil SIAM Di Tella 1500
Fue producido en el año 1960. Se trató de la versión nacional del Riley 1500 de la British Motors Corporation (BMC). Avalado por una mecánica simple y confiable, el éxito del SIAM 1500 fue notable y rápido, convirtiéndose en poco tiempo en un auto moderno e ideal para la familia de clase media. Produjo 28.000 unidades entre 1962 y 1966.

La competencia y la cambiante política en relación al libre comercio llevaron a la empresa a la bancarrota en 1972 cuando la misma fue nacionalizada por la abultada deuda que la misma mantenía con el Estado. Siguió produciendo aunque con un gran desgaste en su infraestructura y con un enorme déficit financiero.

Finalmente la empresa fue desmembrada y vendida a grupos de empresarios privados en 1986. El Grupo Newsan relanzó la marca SIAM y actualmente se dedica a la fabricación de heladeras. Con equipamiento traído de Europa, se inició la producción de 14 modelos nuevos con el objetivo de expandir la marca fabricando lavarropas, secarropas, lavavajillas, y pequeños electrodomésticos.

Soledad Reuque

Periodista de gráfica y radio de la ciudad de Bahía Blanca. Actualmente dicta clases en el Instituto Superior en Ciencias de la Comunicación Social.