Samsung se adelanta al futuro con un televisor que se camufla en el entorno

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

La compañía surcoreana rompe los moldes y apuesta por una idea deslumbrante: hacer prácticamente invisible la pantalla al mimetizarla con su entorno.

De esa forma, los usuarios no solo podrán evaluar las prestaciones y cualidades de cualquier televisor cuando se encuentre encendido, sino también lo harán cuando esté apagado.

El truco del denominado Ambient Mode (Modo Ambiente) consiste en imitar al camaleón, es decir, adoptar los colores del paisaje para así pasar inadvertido cuando el televisor está apagado. “Adiós a las pantallas negras y bienvenida la personalización en su máxima acepción. La nueva tecnología detecta el color o el patrón decorativo de la pared que hay detrás el televisor y se camufla con esta, ofreciendo como resultado una pantalla transparente”, explican fuentes de la compañía.

El primer movimiento de Samsung en esta evolución ya fue la propuesta conocida como Frame, por el que el televisor se convertía en un cuadro o un espacio donde reproducir con extraordinario realismo cualquier obra de arte o imagen. De esa forma, el cristal tomaba la apariencia de un lienzo o un papel fotográfico.

Las prestaciones de Ambiente Mode resultarán muy difíciles de imitar por otros competidores de Samsung ya que esta función de camuflaje no se podría lograr con la tecnología Oled u otros sistemas orgánicos. Todos ellos acabarían deteriorando la pantalla debido a la exposición prolongada de una misma imagen en la pantalla. Por el contrario, eso no ocurre con la tecnología Qled, un sistema inorgánico, que mantiene las propiedades de la imagen sin alterarse con el paso del tiempo. “Con nuestra generación de televisores estamos cambiando el concepto de pantalla”, explicó el presidente Jong-hee Han, en una presentación ante la prensa internacional, realizado en las instalaciones de la bolsa neoyorquina, en Wall Street.

Ahora Samsung avanza más lejos en idéntica dirección con una nueva gama de televisores que se integrarán completamente la pantalla en la decoración del hogar. El usuario solo tiene que realizar una foto con su móvil de la pared en la que pretenda colgar la pantalla para después reproducir la imagen de forma permanente.

La ausencia casi de marcos y el reducido grosor de la pantalla ayudan a lograr el efecto. Si, por ejemplo, la vivienda luce ladrillos a la vista, la imagen el electrodoméstico apagado será exactamente la misma, como si la pantalla se convirtiera en una pieza de rompecabezas. “Además, la tecnología ofrece multitud de información disponible en la pantalla, como el tráfico, el tiempo o las noticias, por lo que Ambiente Mode convierte el televisor en un centro de información domestico”. Para convertir el televisor en un panel informativo, Samsung ha firmado un acuerdo con The New York Times.

Al margen del ingenioso recurso, Samsung incorpora tres nuevos argumentos para consolidar su liderazgo el segmento de alta gama. Por un lado, la compañía reduce todo el cableado propio de los televisores a únicamente un hilo de fibra óptica extraordinariamente discreto. Ese conducto realizado con teflón, denominado (One invisible Cable) no solo conecta con el enchufe eléctrico para la toma de alimentación, sino también con todo lo necesario para obrar el milagro de la imagen y el sonido (señal de televisión y los datos de audio y video).

Para garantizar la seguridad, el One Invisible Cable interrumpe la corriente eléctrica si el cable se corta.

El segundo aporte de mérito de Samsung es el llamado Easy Set Up (instalación fácil), diseñado para facilitar la vida a los usuarios en el momento de configurar el televisor inteligente.

Tan engorroso trámite se reduce a un par de minutos ya que los parámetros se configuran a través de WiFi que también comparte el móvil, aunque inicialmente solo estará disponible a través de la plataforma Android.

Esta función también incluye la descarga de las aplicaciones como Spotify o Facebook, sin necesidad de registrarse en cada una de ellas.

Y el tercer gran hallazgo consiste en la incorporación del reconocimiento del habla natural al televisor, sin necesidad de dictar los comandos preestablecidos. Gracias a la incorporación de la inteligencia artificial de Bixby, Samsung revoluciona la forma de interactuar de los usuarios con sus mandos a distancia. “Gracias a las tecnologías de aprendizaje y de tecnología artificial incorporadas los Qled TV de Samsung aprenden continuamente conforme se utilizan”.

Nuevo asistente virtual
En lugar de pulsar botones, ahora bastaría con decir lo que se quiere hacer, como ver determinado canal, subir o bajar el volumen del sonido o elegir una última película, por ejemplo.

Además, el usuario puede convertir el mando en algo parecido a un asistente virtual desde el cual obtener respuesta a preguntas relacionados con la información meteorológica o cualquier asunto que exista en los buscadores.

La incorporación de la inteligencia artificial a través de la tecnología de Bixby permitirá convertir la próxima generación de televisores de Samsung en una eficaz alternativa a los asistentes virtuales. Como si fuera el Amazon Echo o el Google Assitant, el usuario solo tiene que preguntar a viva voz al mando a distancia sobre las cuestiones de su interés para obtener respuesta hablada.

Compartí en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.