Responsabilidad Social Empresarial

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la responsabilidad social de la empresa (RSE) es el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas, para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos, como en su relación con los demás actores. En otras palabras, la responsabilidad social empresarial es hacer negocios basados en principios éticos y apegados a la ley, ya que la empresa (no el empresario) tiene un rol ante la sociedad, ante el entorno en el cual opera. 

La RSE es el rol que le toca jugar a las empresas a favor del Desarrollo Sostenible, es decir, a favor del equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente. Las empresas deben pasar a formar parte activa de la solución de los retos que tenemos como sociedad, por su propio interés de tener un entorno más estable y próspero.

Para poder ayudarlas a definir las áreas de acción en términos de RSE, diferentes profesionales crearon y divulgaron la pirámide de RSE que ayuda a las empresas forman criterios para priorizar políticas de RSE. En el área interna, estas prácticas están enfocadas en valores y transparencia que definan el actuar de la empresa, e inciden directamente en los actores internos (colaboradores). Las prácticas externas están vinculadas a toda la cadena productiva (proveedores, consumidores / clientes) Además, abarcan temas como el respeto al medio ambiente, las comunidades que los rodean y al Estado.

La pirámide, comienza en la promoción de las prácticas responsables en el contexto interno que contempla la interacción de los recursos de la empresa en función de sus resultados. Para esto se consideran dos dimensiones: el Cumplimiento del marco legal ya que es necesario reconocer que la empresa no puede ser responsable socialmente si no está cumpliendo con el régimen legal, ya que ésta es la base de cualquier acción de RSE y el fundamento para el desarrollo de los territorios.

La empresa socialmente responsable debe serlo en principio desde su interior porque su principal responsabilidad es con sus colaboradores, que finalmente son los que hacen posible el negocio. Una vez cumplidos estos requerimientos fundamentales, la empresa puede enfocarse hacia la dimensión externa y tendrá mayor impacto positivo. Esto se debe a que en una empresa en la que se adoptan valores éticos, existe transparencia en las operaciones y se cumple con los requerimientos legales, transmite mayor confianza a lo externo con sus proveedores, clientes, gobierno y con la sociedad en su conjunto.

El segundo paso de este contexto es propiciar el desarrollo de la persona dentro de la empresa. Los colaboradores son necesarios para el éxito de cualquiera de ellas, y en la medida en que estén más capacitados, más motivados, mejor tecnificados y con buenas condiciones laborales, la competitividad será mayor logrando así maximizar la productividad de las empresas. El segundo contexto es el externo, en donde ya se desarrollan las relaciones de la Empresa hacia afuera formando el vínculo empresa – sociedad.

Dentro de este contexto se consideran tres dimensiones: en primer lugar, la proyección a la familia del colaborador son las personas más cercanas a la empresa que están fuera de ella. Trabajar con las familias, reforzará la lealtad de todos hacia la empresa. En segundo lugar se encuentra la proyección a la comunidad, la cual debiera ser básicamente articulación de alianzas con organizaciones públicas y privadas locales, con el propósito de integrar esfuerzos en la consecución de objetivos y metas comunes de carácter local y estructural que faciliten el desarrollo sostenible de la zona.

Por último, la participación en el diseño y ejecución de Políticas de Estado. Se trata de la colaboración del empresariado en la agenda social, ya que que el desarrollo productivo de un país está estrechamente ligado al desarrollo de sus habitantes.

Para las empresas que están en la búsqueda de tópicos para comenzar proyectos para aplicar la RSE, son varias las temáticas desde las cuales pueden enfocarse. Aquí brindamos una enumeración universal de las mismas: Servir a la sociedad con productos útiles y en condiciones justas, creación de riqueza de la manera más eficaz posible, respeto de los derechos humanos con unas condiciones de trabajo dignas que favorezcan la seguridad y salud laboral y el desarrollo humano y profesional de los trabajadores. También la procuración de la continuidad de la empresa y un crecimiento razonable. Respeto por el medio ambiente evitando en lo posible cualquier tipo de contaminación minimizando la generación de residuos y racionalizando el uso de los recursos naturales y energéticos. Cumplimiento de las leyes, reglamentos, normas y costumbres, respetando los legítimos contratos y compromisos adquiridos. Revisión de la eficiencia energética de la empresa, correcto uso del agua, lucha contra el cambio climático, evaluación de riesgos ambientales y sociales, entre muchos otros.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.