Publicaron imágenes del motor que llevará turistas al espacio

La empresa de viajes espaciales Blue Origin concluyó la primera etapa de construcción del motor para el cohete “New Glenn”, que podrá viajar alrededor de la Tierra con cargas pesadas y pasajeros, un proceso que implicó cinco años de trabajo, según informó su CEO, Jeff Bezos.

Se trata del motor de gran escala BE-4, que impulsará al cohete New Glenn, que será reutilizable y tendrá capacidad para viajar alrededor de la Tierra con cargas pesadas y pasajeros.

“Acá hay una toma de BE-4 en su carro de transporte”, afirmó Bezos en su cuenta de Twitter (@JeffBezos), un mensaje que acompañó con una foto.

Si bien el cohete aún se encuentra en etapa de construcción, Bezos (también propietario del gigante del comercio electrónico Amazon y del diario The Washington Post) dijo que el primer viaje de New Glenn se realizará desde la costa estadounidense de Florida, a finales de esta década, informó The Verge.

Pero el New Glenn tal vez no sea el único que transportará el motor BE-4 en el futuro, ya que United Launch Alliance (ULA), la empresa que lo construyó, planifica utilizarlo en un nuevo cohete llamado “The Vulcan”, también de Blue Origin.

The Vulcan será el sucesor del cohete Atlas V, que generó polémica en los últimos años por utilizar motores de fabricación rusa.

Blue Origin es una empresa norteamericana de transporte aeroespacial fundada en el 2000 por Jeff Bezos, también fundador de Amazon. Entre sus objetivos se encuentran los vuelos sub orbitales y orbitales, tanto para misiones oficiales de Estados Unidos, como para vuelos privados. Su principal trabajo son los cohetes reutilizables por medio de descensos controlados de los mismos por propulsión luego de los lanzamientos.

La existencia de la compañía se hizo pública recién en el año 2003, cuando Bezos comenzó a comprar tierras en Texas. En enero de 2005 se anunció que Blue Origin estaba desarrollando un vehículo suborbital que despegaría y aterrizaría verticalmente, capaz de llevar tres o más astronautas al límite del espacio. El vehículo estaría basado en la tecnología del Delta Clipper.

 

Clara Fernández Herrerías

Periodismo gráfico y radial, Bahía Blanca.