Paradigma 2.0: las empresas y las redes sociales

Pablo Mc. Coubrey

Pablo Mc. Coubrey

Licenciado en Relaciones Públicas e Institucionales (UADE) y MBA.
Pablo Mc. Coubrey

Latest posts by Pablo Mc. Coubrey (see all)

En la actualidad, las redes sociales han planteado un cambio de paradigma, que llegó para quedarse; como una herramienta del marketing online o comunicación 2.0 que logra conectar a las organizaciones con su público objetivo y les permite obtener información de primera mano con los clientes.

Pero la pregunta que hoy se genera es la siguiente: ¿están todas las empresas preparadas para afrontar esta nueva tendencia? ¿Todas las redes sociales sirven o tengo que darle prioridad a las que mi público usa? ¿Quién maneja las redes sociales de mi organización? Trataremos de responder estas cuestiones.

El boom de social media nunca fue pensado como una moda, siempre se supo que había llegado para quedarse, desde la globalización de internet hasta las pantallas móviles en cada bolsillo, todo había llegado para cambiar las formas de comunicarnos y de hacer negocios.

Las limitaciones económicas pueden ser un freno para varias industrias, contratar un Community Manager o delegar nuestro manejo de comunicación digital a una consultora puede estar fuera del presupuesto de las organizaciones, pese a esto, debemos tener en cuenta otros aspectos.

Muchas empresas quieren estar en redes sociales, pero cometen el error de pensar que solo se debe crear un perfil en la red del momento, con un diseño “lindo” y como por arte de magia crecerá nuestro número de fans y seguidores. Todo esto sin contar en la equivocada creencia que la estrategia de social media será suficiente con compartir contenido y contestar de vez en cuando a los mensajes de nuestros seguidores. Muchas empresas no tiene el personal capacitado para afrontar esta nueva forma de comunicarnos y prefiere tercerizar el servicio a consultoras especializadas.

El manejo de redes sociales no puede reducirse a “estar” porque está de moda o porque mi competencia está, detrás de esto tiene que haber un objetivo y una estrategia digital alineada a la estrategia del negocio.

Organizaciones de diferentes tamaños han vivido en carne propia los devastadores efectos colaterales de una crisis de reputación como si se tratara de un gigantesco incendio. Las crisis en redes sociales se dan de un segundo a otro, cuando uno menos lo espera, crece a la velocidad de una bola de nieve rodando camino abajo y termina generando un problema de dimensiones considerables que afectan directamente la imagen de la empresa o la marca, y es allí donde las empresas deben estar preparadas para afrontar esta crisis o muchas veces es allí donde toman real dimensión de la importancia que debe darse al manejo de social media marketing.

Uno de los más grandes beneficios que trajo aparejado el boom de las redes sociales es la posibilidad que tienen las empresas de monitorear su reputación online y tener la posibilidad de advertir un problema y reaccionar a tiempo para combatir las consecuencias. Pese a esta gran oportunidad en muchas ocasiones resulta casi imposible predecir y controlar las crisis que se generan online. Es ahí donde la estrategia digital se convierte en un reto y en una tarea compleja para la cual no todas las empresas están preparadas.

Contar con un perfil social en todas las redes sociales puede ser muy atractivo y beneficioso, sin embargo no tener en cuenta los riesgos que puedan surgir puede terminar jugando en contra.
Las empresas orientadas a tecnología se adaptaron rápidamente al uso de las redes sociales, entendieron el concepto de estar “online” 24/7 y armaron estrategias de comunicación digital para estar a la altura de la demanda que podrían tener.

El riesgo de estar todo el tiempo disponible para tus clientes y público objetivo no es una moda, es una forma de crear comunidad.

Pablo Mc. Coubrey

Licenciado en Relaciones Públicas e Institucionales (UADE) y MBA.