Los planes de Sancor para afrontar deudas

Julián Bonfigli

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.
Julián Bonfigli

Latest posts by Julián Bonfigli (see all)

La empresa cooperativa apunta a conseguir una importante suma de dinero con un plan de reestructuración, basado en líneas de créditos y negocios.

Sancor atraviesa una de sus peores épocas, al punto de que en nueve meses de ejercicio acumulara un rojo de $ 1527 millones. Por eso, apunta a conseguir unos $ 2600 millones para mejorar la situación de la cooperativa.

Para cumplir ese objetivo tiene un plan de reestructuración donde prevé vender una línea de negocio, tomar créditos y refinanciar una deuda en condiciones más ventajosas. La firma va a poner a consideración de sus tamberos socios que ratifiquen la constitución de Alimentos Refrigerados SA (ARSA), una empresa para desarrollar el negocio de productos frescos (yogures, postres y flanes).

De allí, Alimentos Refrigerados SA, Sancor pretende transferir allí el 90% de las acciones para ese negocio y que los socios lo aprueben en la asamblea. Al ceder el control de este negocio, según establecen especialistas, se busca recaudar alrededor de $ 1400 millones.

El grupo agroindustrial Vicentin, es el comprador con más chances, según escucharon los tamberos de boca de los mismos directivos de la industria láctea. Sancor valorizó ese negocio en 110 millones de dólares y Vicentin aportaría, a cambio de controlar el 90%, US$ 100 millones.

De esta manera, la cooperativa Sancor se quedaría con el 10% restante y la logística. Otro candidato para ese negocio, Coca-Cola, quería quedarse con el 100% del negocio, incluida la logística, algo que la cooperativa desistió.

Además de la cesión del control de frescos, la empresa se alzaría con un préstamo de $ 400 millones del Fondear (Fondo para el Desarrollo Económico Argentino). La empresa está en línea directa con el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, y tendría el visto bueno para avanzar en esa dirección.

Sancor tiene casi 4800 empleados. Se estima que el comprador del negocio de frescos pasará a absorber más de 500 empleados. Después se acelerará un plan de retiros. La empresa estaría apuntando a quedarse con unos 3200 empleados en casi dos años.

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.