Los miedos de la inteligencia artificial

Julián Bonfigli

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.
Julián Bonfigli

Latest posts by Julián Bonfigli (see all)

Un estudio afirmó que la gran cantidad de dinero que se invierte en la nueva tecnología es en gran parte una preocupación, ya que el futuro del sector es incierto.

Una incesante lluvia de dinero intenta controlar el miedo a la inteligencia artificia, es que los nueve millones de euros que se gastaron para un nuevo centro de ética para máquinas inteligentes demuestran algunas rarezas en el sector.

La velocidad a la que avanza la inteligencia artificial (IA) a veces puede parecer desconcertante. Las máquinas tipo Terminator siguen siendo cosa de la ciencia ficción, pero la IA podría tener un enorme impacto en el empleo y contribuir al desarrollo de armas autónomas.

Aunque tal vez la mayor amenaza potencial sea asegurarnos de entender cómo funcionan estos sistemas cada vez más complejos cuando sufren una avería. La última prueba de que incluso los expertos están preocupados es la creación de un nuevo centro de investigaciones éticas sobre la inteligencia artificial en la Universidad de Carnegie Mellon (EEUU).

El nuevo centro, la Fundación K&L Gates para la Ética y las Tecnologías Computacionales, ha sido financiado con unos nueve millones de euros de K&L Gates, un bufete de derecho internacional radicado en Pittsburgh (EEUU).

La ansiedad a causa de la inteligencia de máquinas es cada vez mayor. El mes pasado, la Casa Blanca publicó un informe sobre los efectos potenciales de la IA. Y varias de las principales empresas tecnológicas del mundo han unido fuerzas recientemente para formar una organización, llamada la Alianza para la IA, para estudiar la tecnología y sus impactos potenciales.

En un comunicado, el presidente de la Universidad de Carnegie Mellon, Subra Suresh, dijo que será importante considerar el lado humano de todos los sistemas de inteligencia artificial.

“La tecnología no será lo único que marque el curso que tomará este siglo. Nuestro futuro también estará fuertemente influido por cómo los humanos interactuamos con la tecnología, cómo prevemos y respondemos a las consecuencias no intencionadas de nuestro trabajo y cómo nos aseguramos de que la tecnología se usa para beneficiar a la humanidad, individualmente y como sociedad” detalló Suresh.

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.