La tecnología llegó a los barcos

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.
Julián Bonfigli

Latest posts by Julián Bonfigli (see all)

El transporte marítimo de mercancías está sufriendo algunas modificaciones por parte de sus empresas, debido a que intentan cambiar y crecer aún más.

[dropcap]E[/dropcap]l transporte de mercancías por fin se sube a la ola de la transformación digital, ya que esta histórica industria valorada en casi un billón de euros se había quedado rezagada frente a las ventajas de internet, pero un par de empresas están intentando cambiarlo y no paran de crecer

La empresa Millnet negocia precios con empresas de camiones, aerolíneas y propietarios de barcos, consigue buenas ofertas basadas en grandes volúmenes de carga y entonces traslada una parte de los ahorros con sus clientes.

Millet intenta proporcionar presupuestos a sus clientes en un plazo de 24 horas, pero en la industria del transporte de mercancías a menudo necesita dos o tres días sólo para elaborar una estimación de los costes de envío.

El negocio global de casi un billón de euros del transporte de bienes y materias primas por tren, barco o avión se ha quedado rezagado respecto a la economía moderna tanto en transparencia como en velocidad al obviar en gran parte la transformación digital a la que se han sometido la mayoría de las demás industrias.

Un ejemplo es Freightos, un mercado online basado en Israel y lanzado este año que funciona como una especie de Expedia para las mercancías y permite a los transportistas contratar servicios en línea.

En Freightos, una empresa puede recibir ofertas de múltiples transportistas de mercancías en cuestión de segundos en lugar de días, y a menudo con precios inferiores a los que ofrecen las alternativas tradicionales.

Otra start-up israelí, Windward, combina estos datos de ubicación con otras informaciones sobre el tamaño, propietario y otros factores de cada barco para mapear los rumbos y comportamientos de las embarcaciones en el mar.

Más del 90% del comercio mundial es transportado por mar, pero una vez que la mercancía se sube a bordo de un buque, entra en una zona que ofrece pocos datos sobre el rumbo que toman los barcos o las paradas que realizan.

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.