La inversión extranjera directa se redujo a la mitad en 2016

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

La Inversión Extranjera Directa (IED) cayó desde los 11.759 millones de dólares que hubo en 2015 a 5.745 millones de 2016, como producto del envío de remesas y el pago de prestamos intracorporativos que las empresas tenían frenados como consecuencia del cepo.

Así lo indicó un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), en el que se señala que “los flujos de IED a Argentina se redujeron a la mitad a 6 mil millones en 2016, en gran parte debido a las medidas de política recientemente adoptadas”.

El informe indica que el levantamiento de los controles de cambio en diciembre de 2015 “normalizó el pago de dividendos de las filiales a las casas centrales en el extranjero, llevando a una fuerte reducción en la reinversión de utilidades”.

El reporte señaló que por ese concepto se registró una caída “desde 8 mil millones a 4 mil millones de dólares”. La UNCTAD agregó que “los préstamos intracompañía fluctuaron a una posición de reembolso neto” por un total de 2.000 millones de dólares, debido a que el gobierno “facilitó los controles en el repago de deudas externas en moneda extranjera por importaciones de bienes y servicios”.

El reporte indicó que de todos modos, los flujos de ingreso de divisas crecieron desde 1.000 millones a 4.000 millones de dólares, en línea con anuncios de proyectos tipo “greenfield” en el país “como resultados de los esfuerzos del Gobierno para atraer inversiones”. Respecto de América latina, el estudio indicó que las corrientes de IED “disminuyeron un 14 por ciento a 142 mil millones de dólares”, en su quinto año consecutivo de contracción.

El estudio de la UNCTAD precisó que “la diferencia en las tendencias de la inversión entre el norte y el sur de la región registradas en 2015 desapareció en 2016, ya que todas las subregiones registraron disminuciones”. “Las entradas de IED en América del Sur se redujeron el 14 por ciento a 101 mil millones de dólares, reflejando los efectos de la recesión económica, los bajos precios de los productos básicos y el aumento de la inestabilidad monetaria”.

Las corrientes hacia Brasil, el principal receptor de IED de la región, se redujeron el 9 por ciento a 59 mil millones de dólares, arrastradas por un marcado descenso en el sector de los servicios. La IED también se contrajo en varios países de América del Sur exportadores de recursos naturales no renovables, incluidos Bolivia, Chile, Ecuador y el Perú.

Compartí en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.