Francia propone el servicio de un vehículo autónomo eléctrico

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

Las autoridades de París, una ciudad afectada por la contaminación crónica y los problemas de tráfico, están ensayando un autobús autónomo que circula entre dos estaciones ferroviarias.

Dos minibuses eléctricos EZ10 con capacidad para transportar hasta seis pasajeros sentados entraron en servicio el lunes y funcionarán hasta principios de abril entre las estaciones de Lyon y Austerlitz. El vehículo guiado por GPS circula todos los días y el pasaje es gratuito.

“Para responder a la emergencia de contaminación en grandes zonas urbanas, es urgente innovar con nuevos sistemas de transporte mejores para el ambiente”, dijo Catherine Baratti-Elbaz, jefa del distrito donde se realiza la prueba.

Jean-Louis Missika, vicealcalde de París a cargo de las innovaciones, dijo que los vehículos autónomos “modificarán el paisaje urbano de manera espectacular” en los próximos 20 años.

Creado por la empresa francesa Easymile, el EZ10 circulará a prueba entre los dos principales espacios verdes de París en los próximos meses. La compañía dice que ya circulan flotas del pequeño vehículo en varios países, incluido Estados Unidos.

“Veamos si la gente los acoge, cómo reacciona en un vehículo sin conductor y sin volante”, dijo Missika.

Ecológico, desprovisto de volante y con un estilo simpático, el EZ10 cautivó el asombro general en su primera demostración en público por las calles parisinas. Cualidades de un compacto que promete una solución a los problemas de tráfico y un respiro para la contaminación.

Con una velocidad comercial de 15 kph (9 mph), el minubús está diseñado para distancias cortas. Tiene un sistema detector de objetos, puede ajustar su trayectoria para evitarlos y no necesita grandes obras de infraestructura.

El prototipo, guiado por un sistema avanzado de radares, cámaras y localización por GPS, circulará todos los días entre las estaciones de Lyon y Austerlitz hasta principios de abril, cuando termine la fase de prueba. Antes, había sido medido en circuitos cerrados de Holanda, Japón, Singapur y California (EEUU), mientras que en Helsinki ensayó en la calle.

En el puente Charles de Gaulle que une las dos estaciones, los minibuses circulan por carriles propios sin mezclarse con el resto del tráfico.

 

Compartí en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.