Disminución de la calidad nutritiva de los forrajes

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

Un análisis de la Bolsa de Cereales bahiense arrojó que durante los meses de mayo-agosto las lluvias y el mal clima además de retrasar la siembra, hacen perder calidad a los forrajes.

La entidad por excelencia en cuanto a granos, la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca junto a la delegación Bahía Blanca del Ministerio de Agroindustria, relevaron los registros obtenidos por la Red de estaciones meteorológica durante los meses de mayo-agosto.

Las precipitaciones en el cuatrimestre de la actual campaña fueron superiores (190 mm) al promedio 2011-14 (146 mm) y al último año 2015 (138 mm). Al evaluar las lluvias en forma mensual, si bien las precipitaciones en los dos primeros meses de estudio superaron ampliamente al promedio, en mayo 121 vs 39 mm. y en junio 27 vs 11 mm., los últimos dos meses (julio y agosto) resultaron inferiores.

Este incremento interanual del 38% (190 mm vs 138 mm), si bien ayuda al desarrollo actual de los cultivos, retrasó en gran medida el inicio de la siembra, imposibilitando que varias hectáreas fueran implantadas por los cereales de invierno tan importantes para la región.

Desde otra visión, retrasó la cosecha de los cultivos de gruesa, como girasol, soja y maíz, los cuales debieron ser recolectados con elevados porcentajes de humedad. Además de las lluvias, la radiación es muy importante por lo que también examinaron cuántos días permanecieron nublados, ya que eso también arroja resultados que se reflejan en los forrajes.

Como resultado del análisis surge que en mayo hubo un 53% más de días nublados con respecto a igual mes del año 2015, en junio un 70%, en julio y agosto un incremento del 33%.La suma de días nublados pasó de 49 a 72 días en los cuatro meses, registrando en promedio un 47% de aumento.

La escasa heliofanía (radiación), falta de sol, impidió la fijación de micronutrientes como calcio y magnesio en las pasturas y verdeos de la zona, disminuyendo la calidad nutritiva de los forrajes. Por otro lado los rebrotes estuvieron muy retrasados y hubo falta de volumen de pasto, pese a que se hayan observado verdeos de inviernos con alto contenido de materia verde.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.