Construcción e innovación

Nahuel Pérez

Nahuel Pérez

Periodista, de Santa Rosa, La Pampa.
Nahuel Pérez

Últimas noticias de Nahuel Pérez (ver todo)

El mundo de la construcción y la arquitectura se supera a cada momento. Nuevas técnicas, mejores materiales e ideas revolucionarias se desarrollan y concretan en cada parte del mundo.

Adaptarse a la necesidad de un cliente, adecuarse a los requerimientos de un proyecto, abaratar costos, aprovechar las características del medio que los rodea son algunas de las premisas que siguen quienes buscan estar a la vanguardia de los métodos de construcción. A continuación, destacamos tres de los nuevos materiales utilizados en la arquitectura y la decoración en el primer mundo.

+industrias | Más Industrias

Ladrillo Ecológico.

Cada año se producen unos 6 trillones de cigarrillos, lo que implica 1,2 millones de toneladas de residuos de colilla, pero con el aumento de la población mundial, se espera que esas cifras se incrementen en un 50% para el año 2025. Si tenemos en cuenta que cada colilla tarda no menos de diez años en descomponerse, halamos de un daño muy profundo al medio ambiente.

Ante este problema, un equipo de investigadores del RMIT (Instituto Real de Tecnología de Melbourne dirigido por el Dr. Abbas Mohajerani, desarrollaron una técnica que permite fabricar un tipo de “ladrillo ecológico” utilizando en su fabricación un 1% de colillas de cigarros. Al mismo tiempo, descubrieron que la introducción de esos residuos en la producción de ladrillos de barro permitía reducir un 58% de energía necesaria para su cocción, disminuyendo su costo de producción.

Este nuevo material tiene propiedades mecánicas similares a los ladrillos de barro convencionales, son más ligeros y tienen una mayor capacidad aislante. Además su proceso de fabricación sirve para atrapar en ellos las sustancias contaminantes de las colillas de cigarros. Eficiencia ecológica a la orden del día.

+industrias | Más IndustriasSu principal ideólogo, el Dr. Mohajerani, resumió el desarrollo del material de la siguiente manera. “La incorporación de colillas en ladrillos puede efectivamente resolver un problema global de basura. Las colillas recicladas se pueden colocar en los ladrillos, sin temor a la lixiviación o la contaminación. Ellos también son más baratos de producir, en términos de las necesidades energéticas, disminuyendo el costo energético a medida que más colillas se introducen en la producción”.

A partir de su fabricación y posterior comercialización a nivel masivo, podrán estimarse los beneficios que el planeta recibirá.

Breathe. +industrias | Más Industrias

Este bloque, denominado ‘descontaminante’,  fue creado por Carmen Trudell, profesora de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica Estatal de California (Cal Poly San Luis Obispo).

Este nuevo material se diseñó para poder integrarse en la ventilación de los edificios. Con él se forma una fachada de 2 capas hacia el exterior, que se complementa con otra de aislamiento. La idea central del bloque Breathe está inspirada en los aspiradores ciclónicos modernos: separa las partículas contaminantes pesadas del aire, y las deposita en una tolva –que es extraíble y está situada en la base del muro-. En otras palabras, son fachadas que limpian el aire.

+industrias | Más IndustriasEste sistema está compuesto por dos partes: por un lado está el ladrillo de hormigón, y por otro un elemento de plástico reciclado. Éste último tiene la función de mantener alineados a los ladrillos, pero también sirve para conducir el aire desde el exterior hacia el hueco situado en la parte central. El diseño facetado de la parte exterior del bloque facilita ese flujo de aire. Estas piezas también disponen de una cavidad, con fin de crear un refuerzo estructural (vertical) en el muro. En las pruebas de túnel de viento, el sistema se encontró para filtrar 30% de partículas finas (tales como contaminantes del aire) y 100% de partículas gruesas, tales como polvo.

Como todo el sistema es relativamente barato, Trudell postula al bloque como una manera de reducir los niveles de contaminación en los países en desarrollo, donde la rápida expansión de la industria y las regulaciones ambientales menos estrictas a menudo causan problemas.

Madera transparente.

Este fue el descubrimiento de más impacto de 2016. Salió a la luz hace pocos meses atrás –mayo-, aunque con una particularidad: tuvo dos desarrolladores. En primer lugar, un equipo de investigadores del KTH Royal Institute of Technology de Estocolmo, en el segundo,  científicos del Departamento de Ciencia de materiales e Ingeniería de la Universidad de Maryland.

+industrias | Más Industrias

La madera es, por mucho, el material de base biológica más utilizado en los edificios y es atractivo porque el material proviene de fuentes renovables. También ofrece excelentes propiedades mecánicas, incluyendo resistencia, tenacidad, baja densidad y baja conductividad térmica.

Los paneles realizados con este tipo de madera pueden ser utilizados en la fabricación de ventanas y fachadas semitransparentes, o en cualquier superficie en la que se quiera dejar pasar la luz y mantener la privacidad.

Los científicos involucrados en su fabricación consiguieron este material híbrido eliminando químicamente la lignina, un componente de las paredes celulares de muestras de madera de balsa. Al hacer esto, la madera se vuelve muy blanca. Para conseguir su transparencia se trabajó a nanoescala, impregnando un polímero transparente. De momento, el material no es completamente transparente (debido a las fibras de la madera tratada), pero resulta idóneo para la fabricación de células solares más económicas. El material también destaca por sus capacidades mecánicas, siendo el doble de resistente que el plexiglás, además de por su baja densidad y baja conductividad térmica.

+industrias | Más Industrias

En  palabras de uno de sus creadores, el profesor del Centro de Ciencias de madera Wallenberg en KTH, Lars Berglund, “ofrece excelentes propiedades mecánicas, incluyendo resistencia, tenacidad, baja densidad y baja conductividad térmica, además es un buen material para usos solares, ya que tiene un bajo costo, es de fácil acceso y es un recurso renovable”.

 

Compartí en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Nahuel Pérez

Periodista, de Santa Rosa, La Pampa.