¿Cómo proteger nuestro negocio de la inflación?

Nicolás Lorda

Nicolás Lorda

Contador, asociado en Estudio Lorda Abogados.
Nicolás Lorda

Si bien en Argentina hay inflación hace tiempo, a fin del año pasado y en los primeros meses de este año se ha acelerado fuertemente.

+info24 +industriasUn efecto directo e inevitable de la inflación es la disminución de la productividad de las empresas, y por lo tanto de la economía en general, dado que se dedica tiempo y recursos a una tarea que no agrega valor alguno a los productos y servicios: la remarcación de precios; por otra parte, también conlleva a encontrar dificultades y trabas para conseguir algunos insumos.

Si bien el nivel de inflación se encuentra fuera del alcance del empresario pyme, existen algunas herramientas que ayudarán a que sus efectos sean menos graves para el negocio:

+info24 +industriasGestionar activamente las cuentas corrientes de clientes
A efectos de reducir al mínimo el dinero que tenemos “en la calle”, habrá que analizar a quienes estamos vendiendo en cuenta corriente, acortar los plazos acordados, y sobre todo velar para que los mismos se cumplan, ya que un cobro fuera de término implicará una pérdida. Algunas acciones concretas que se pueden realizar en este sentido son: ofrecer descuentos por pago contado, cobrar con tarjetas de débito y crédito (tendremos un gasto extra pero cobraremos a la brevedad), monitorear los saldos de los clientes periódicamente y contactarlos para que los cancelen. Como último recurso en este sentido, se podría analizar la suspensión de las ventas a crédito, teniendo en consideración que con este tipo de medidas, seguramente perderemos algunas operaciones.

+info24 +industriasUtilizar los plazos ofrecidos por nuestros proveedores
Generalmente los proveedores brindan facilidades de pago a sus clientes cumplidores, incluso en tiempos inflacionarios. Es fundamental para poder aprovechar este tipo de oportunidades mantener una conducta intachable respecto a los compromisos asumidos. Al seleccionar los proveedores de la empresa, además de cotejar la disponibilidad de los productos y el precio de los mismos, ahora también deberemos valorar fuertemente la financiación que ofrecen, ya que el momento en que se realiza el pago modifica indirectamente el precio.

+info24 +industriasAnalizar el precio de compra de los insumos
Con cada reposición de mercadería o compra de insumos, se debe cotejar los costos abonados con los utilizados para fijar nuestros precios, de manera que si hemos sufrido un incremento, podamos analizar la posibilidad de trasladarlo a nuestros clientes mediante una actualización de la lista precios de venta, para que no se deteriore el margen bruto. La importancia de conservar el margen en tiempos inflacionarios es fundamental, caso contrario se corre el riesgo de vender y trabajar a buen ritmo, pero al llegar a fin de mes no poder cubrir todos los gastos.

+info24 +industriasMonitorear los costos fijos
En épocas inflacionarias, los costos fijos ya no son tan fijos, porque cada uno de ellos se irá actualizando de acuerdo a la industria donde opere, esto nos obliga a realizar evaluaciones periódicas de la importancia de cada recurso y del precio que podemos afrontar sin complicaciones.

+info24 +industriasMinimizar el efectivo en caja
El dinero pierde valor día a día. Conviene mantener la caja en sus niveles mínimos, para ésto es necesario contar con proyecciones certeras de nuestros ingresos y compromisos mediante un Flujo de Fondos que se actualice diariamente. Para evitar saldos abultados durante períodos prolongados, se deberá analizar posibilidad de incrementar el stock adelantando compras de mercaderías o materias primas, realizar inversiones en bienes de uso que mejoren nuestros procesos antes que aumenten de precio, o incluso depositar el excedente en inversiones financieras (plazos fijos, fondos de inversión, etc.) que si bien algunas no cubren la inflación esperada, sin duda reducirán esa brecha.

Todas las herramientas enunciadas reflejan una misma necesidad: contar con un sistema de información integral, confiable, y oportuno que refleje todos los aspectos de la empresa (cuentas corrientes de clientes y proveedores, niveles de stocks, costeo de los productos, gestión de fondos, registro de costos fijos, etc.)

“A río revuelto, ganancia de pescadores” reza el adagio popular, y sin dudas la inflación revolverá el río, estará en cada empresario que tan versátil pescador sea para adaptarse a los constantes e inevitables cambios de nuestra economía.

Nicolás Lorda

Contador, asociado en Estudio Lorda Abogados.