Caída de la productividad en EEUU

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.
Julián Bonfigli

Latest posts by Julián Bonfigli (see all)

Si bien subió un 1% anual, cayó con respecto al año 2015. Las proyecciones marcan una tendencia baja de productividad a nivel mundial.

[dropcap]E[/dropcap]n cifras concretas, la economía norteamericana creció 1,2% anual en el segundo trimestre de 2016, tras expandirse 0,8% en los tres meses previos, con una proyección de 2,2% en el año, acorde con lo ocurrido a partir de 2009, en que el alza promedio fue 2,1% anual.

Según un analista, esta situación ocurre cuando existe una desocupación inferior a los niveles registrados previamente a 2008 (4,7%), con una caída de la tasa de inversión de 5 puntos y un aumento de 4,2% en el consumo. La tasa de inversión en EE.UU. asciende hoy a 12,9% del PBI (era 13,4% en 2007 y 14,7% en 2000).

El factor principal es la caída persistente de la productividad, la más grave de los últimos 30 años: alcanzó a 0,3% en 2015 (0,5% en 2014) y caería a 0,2% este año, inferior a la de Japón (0,4%). La productividad estadounidense alcanzó a 2,4% anual entre 1996 y 2006.

La causa fundamental de esta novedad histórica, según distintos especialistas, ha sido la desaceleración de la economía china (6,5% en 2015 vs. 11% en 2007), que arrastró a la baja el incremento de la productividad. Fue 3,3% anual en 2015 y 5,8% en 2014, en el contexto de un alza de 7% anual entre 2007 y 2013, con un pico excepcional de 12% en 2007.

La diferencia de productividad entre los sectores de punta y los más atrasados de la economía norteamericana es de más de 3 puntos (3,5%/0,3%, anual). EE.UU. pierde todos los años entre 3 y 4 puntos de productividad.

El problema de fondo de la economía norteamericana es la enorme pérdida experimentada por la capacidad de innovación, como lo denuncia la disminución en los últimos 15 años de la productividad de todos los factores (más de 30%)

La innovación en el capitalismo no es un fenómeno tecnológico, sino social/cultural (económico). De ahí que lo primero sean las innovaciones institucionales, que provocan esporádicos –aunque también quizás extraordinarios– brotes de creatividad.

Julián Bonfigli

De Bernasconi, La Pampa. Periodismo en la ciudad de Bahía Blanca.