Asistente de Google apaga las luces y programa el despertador con sólo decir “voy a la cama”

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

El asistente es ahora para Google uno de sus productos principales y su objetivo es estar presente en el 95% de terminales Android y en 40 marcas de auto, lo que supone más de medio millón de dispositivos en todo el mundo.

El asistente se renueva, o más bien evoluciona varios aspectos: lograr una conversación más natural, ser más visual y aplicable al mundo real.

Pero van a pasar unos años hasta que algo así sea real. En palabras de Google, “todavía quedan muchos temas por resolver” antes de que veamos al asistente llamando por teléfono.

La conversación natural, además de utilizar nuevas voces, la consiguen encadenando acciones. El asistente sólo podía atender una petición al tiempo, ahora puede hacer varias de forma simultánea. Además, las conversaciones se producen de forma más fluida, no habrá que despertar al asistente en múltiples ocasiones con “OK Google”, sino una única vez y éste continuará con la conversación.

Al igual que hizo Amazon con Alexa, Google también dotó de pantallas a sus parlantes. En julio lanzarán una nueva generación de dispositivos con el asistente integrado, donde además de usar la voz, se podrá tener respuesta visual, por ejemplo, para recibir la guía de una receta.

También mejora la integración del asistente con el teléfono móvil, ganando éste más protagonismo y formando parte de forma nativa en las aplicaciones estrella de Google, como Google Maps, donde se podrá leer cómodamente mensajes, compartir tiempo de llegada al destino o contestar mails mientras se conduce, sin salir de la aplicación, sólo usando la voz.

En cuanto al mundo real, las rutinas del asistente se van a ver ampliamente mejoradas, dando la posibilidad de programar tareas con un calendario y nuevas sugestiones de rutinas útiles. Las rutinas no son más que tareas que se ejecutan con un comando, por ejemplo, al decir a Google «voy a la cama», que apague las luces y ponga la alarma para el día siguiente. Estas rutinas hacen del asistente un programa más útil y eficiente para realizar acciones diarias.

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.