Aguas subterráneas: avances para combatir el arsénico

Más Industrias
Seguinos en

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes.
+industrias, más que una revista.
Más Industrias
Seguinos en

La idea del desarrollo de una planta para remover esta sustancia de aguas de pozos, impulsada por el proyecto internacional “Nanoremovas”, se encamina a ser una realidad.

Sin dudas el problema que genera el arsénico preocupa a más de uno, ni que hablar a los científicos especializados en los temas de tratamiento de agua. Es que el arsénico es una de las diez sustancias químicas que la Organización Mundial para la Salud (OMS), por su alta concentración natural en aguas subterráneas de diferentes países, considera más preocupantes para el bienestar de las personas.

Por esta cuestión se creó el proyecto internacional, coordinado por la Universidad Autónoma de Barcelona y financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, con participación del Instituto Nacional de Tecnologías Industriales.

“Nanoremovas” se propone eliminar este componente a través de materiales nanoestructurados y multifuncionales. De allí se desprende el principal objetivo que se trata de intercambiar conocimientos y desarrollar una planta piloto para remover arsénico en aguas de pozo.

Rafaela, provincia de Santa Fe, sería la sede de la planta, zona donde se encuentra la cuenca lechera argentina. Además, desde el proyecto se promueve el intercambio entre las instituciones socias, que cumplirían con el fin de capacitarse en tecnologías de remoción, metodologías analíticas modernas para la especiación de arsénico y el manejo del dispositivo, así como también los aspectos ambientales de la tecnología y la transferencia de conocimientos para este tipo de desarrollo.

Sin embargo, la instalación de la planta requiere de diversos y complejos análisis, sobre todo de las aguas y suelos, que son los que permitirán seleccionar el material nanoestructurado que utilizarán para la remoción y su diseño. Luego de eso se hará una prueba piloto, y se enviará a evaluar a Barcelona. Por último se trasladará a Argentina para su instalación en el Centro de Lácteos Rafaela, con eso se hará una demostración para las empresas interesadas y se divulgará la información.

El proyecto comenzó en enero de 2015 y se pretende extender por cuatro años. El equipo de trabajo está compuesto, además del INTI, por el Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología de Materiales de la Universidad de Mar del Plata, la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), The Royal Institute of Technology de Suecia (KTH), AERIS – Tecnologías Ambientales de España, y la compañía INNOVABIC de Italia, experta en innovación y difusión.

Fuente: INTI

Compartí en:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Más Industrias

Facilitamos la creación de Alianzas Inteligentes. +industrias, más que una revista.